Videogames

Videojuegos: los nuevos reyes del entretenimiento

Los videojuegos ya suman más de 150 mil millones de dólares anuales en ganancias y se convirtieron en los reyes del entretenimiento.

Pero para las nuevas generaciones, tal vez es imposible imaginar que hace casi 50 años atrás la historia de los videojuegos era muy diferente.

Desde el Pong, en 1972, considerado como el primer videojuego de la historia (algunos fanáticos nombran al Galaxy) hasta mediados de los 80, el negocio fue creciendo de a poco y Atari se llevó las regalías en millones.

Para 1974, solo en Estados Unidos, ya había 100 mil máquinas que generaban 250 millones de dólares anuales.

Pese a que aparecían ciertos competidores, Atari era un monopolio.

Con el lanzamiento de la consola para jugar en las casas (en 1975) el negocio se estableció de manera definitiva.

La aparición del Space invaders en Japón todavía es recordada por la crisis de monedas que debió afrontar el estado.

Esto, luego de que, casi misteriosamente, desaparecieran del mercado.

La respuesta nuevamente estuvo en los arcades, donde miles de japoneses depositaron las monedas con el fin de vivir una nueva aventura.

Para 1978, las grandes compañías de cine como Walt Disney o Lucasfilms habían creado sus divisiones de videojuegos con el fin de llevarse algunos millones de dólares de una industria que ya facturaba 5.300 millones de dólares.

Pero no todo dura para siempre.

Luego de un bajón comercial como resultado de un público ya aburrido y con ganas de nuevas experiencias, Atari se estrella con el lanzamiento de E.T.

A la par  comienza a darse en Japón la aparición de un personaje que cambiaría la historia: Mario Bros.

Te puede interesar: Abuela gamer daña su consola de videojuegos, pero le tenían una sorpresa

La madre de todas las batallas

En occidente, la industria muestra su primera caída, pero en Japón aparece Nintendo y rompe con todo lo conocido.

El Mario Bros, considerado uno de los primeros videojuegos con un guión marca una nueva tendencia.

La empresa lanza al mercado la Famicom y consigue un éxito rotundo.

Como en Estados Unidos el nombre no llama, desde el país oriental la llaman NES y de esa manera consiguen dar un salto continental que valió millones.

Ante tamaño éxito, SEGA (otra empresa japonesa) sale al mercado de las consolas con la Master System.

Pero el resultado no es el esperado.

Luego de quedarse de manera rotunda con la primera pelea en la era de los 8 bits, Nintendo redobla la apuesta y lanza la Super Nintendo, una consola de 16 bits que apuntaba, como siempre buscaba la compañía, a un público más infantil.

Pero SEGA, que ya había tomado nota de su derrota, no se queda atrás y sale al mercado con la Mega Drive (o GENESIS, según el mercado), una máquina que apuesta más al mundo adolescente.

Un detalle que los encuentra en la madre de todas las batallas.

Nintendo sigue batiendo récords con Super Smash Bros

La Super Nintendo con Mario Bros. y la Mega Drive con Sonic, un juego similar, pero con un protagonista más canchero (el salto generacional).

Lee aquí: La moda de los móviles plegables llegará a los videojuegos

Cambio de época

El golpe de timón sucede en 1994 cuando Sony entra al mercado y se une a Nintendo con la idea de crear una consola nueva.

Cuando ya estaba todo listo, Nintendo desiste de participar por no querer arriesgarse al CD.

Es así que aparece la Play Station. La consola rompe todos los esquemas gracias a un factor elemental: la piratería del CD.

Con gráficos superiores a todo lo entonces conocido y una jugabilidad acorde, Sony logra el cambio de época y modifica para siempre su comercialización.

Para 2001 en el 30 por ciento de los hogares de Estados Unidos había una Play Station. A la par, funda SEGA.

En el comienzo del siglo XXI aparecen los juegos en red, el inicio de lo que hoy es la tendencia mundial en materia de videojuegos.

Te puede interesar: Gamer se quedó dormido en plena transmisión, pero igual se volvió viral

Una pelea millonaria por ser los reyes del entretenimiento

Una medición de 2001 ubica al cine, a la música y a los videojuegos en niveles cercanos de facturación.

Todos entre los 15 y 20 mil millones de dólares.

Ante tamaño negocio, Microsoft entra al mercado con X-Box y da comienzo a la pelea de esta nueva era ante SONY.

La Play Station 2 (128 bits) abre un nuevo abanico de posibilidades.

En donde la industria del entretenimiento empieza a tener más en cuenta que nunca a los videojuegos. Luego, sigue la X-Box 360.

Pero Sony no tarda en responder y lanza la Play Station 3, marcando siempre estar un paso adelante.

Nintendo sigue en su nicho infantil y lanza la Wii.

Desde entonces las consolas dejan de ser la reina ante la avanzada de las franquicias.

Así aparecen juegos como el Sims, el Guitar Hero y el Grand Theft Auto (GTA).

Estos marcaron un antes y un después en productos que permitían la libertad de movimientos.

Lee aquí: Nintendo sigue triunfando con Super Smash Bros.Ultimate

Los smartphone lo han revolucionado todo

La llegada de los smartphones facilitó la llegada de los videojuegos de manera masiva.

Candy Crush se volvió el más popular del colectivo, mientras que el público adolescente se volcó al Clash Royale.

Al mismo tiempo las PC continúan con su sus juegos de estrategia (Age of empire o Warcraft).

Esto hasta que el crecimiento inmediato de League of legends y del Fornite posibiliten que hoy la industria tengo una ganancia anual de 160 mil millones dólares.

Contando además una proyección a 180 mil millones en 2021 (entre 7 y 10 veces más de lo que recauda el cine y la música).

Pero no todo termina ahí.

En la actualidad se realizan mundiales y competencias en estadios para 20 mil personas de juegos como el FIFA, League of legends o Fortnite.

En Argentina ya hubo experiencias de este tipo que superaron la expectativa de los organizadores.

Este último logró recaudar 15 millones de dólares a un mes de su salida y jugadores de fútbol de la talla de Antoine Griezman.

También contó con la participación de Dele Alli y Harry Kane, quienes ya se mostraron como grandes fanáticos de un juego del que participan hombre y mujeres de entre 7 y 45 años.

Isabel Cisneros