Videogames

Cómo elaboro una PC gaming

Para elegir una PC Gaming y tener una excelente experiencia y desempeño en videojuegos no necesitas un gran presupuesto, pero sí piezas claves que harán que tu máquina funcione a su máxima potencia.

Placa base

La Tarjeta Madre es la base de todos los componentes, es lo que hará que todo funcione en armonía.

Hay que tener en cuenta que si queremos una computadora con buenas partes, la Tarjeta Madre debe ser capaz de soportar nuestras exigencias; es decir, que cuente con las entradas necesarias para colocar componentes intercambiables:

  • CPU
  • Tarjetas de memoria, de video, de audio
  • Unidades de almacenamiento
  • Sistema de refrigeración
  • Fuente de poder

Tu mejor opción será aquella en la que puedan embonar distintos modelos de cada componente; así, a la hora de actualizar tu equipo no tendrás que botar toda la tarjeta, sino solo el componente que te brinde mayor capacidad.

Procesador y RAM

Un PC Master Race necesita un cerebro potente de altas prestaciones.

Un claro candidato podría ser un Intel Core i9-7900X, pero también podría serlo el AMD Ryzen Threadripper 1950X.

Razones: 16 núcleos a 4GHz y cuatro canales para memoria DDR4.

En definitiva, uno de los procesadores más potentes del mercado, apoyado por 32 GB de memoria RAM, que son en total cuatro chips de ocho gigabytes cada uno.

Tarjeta gráfica

Esta es una de las partes donde todo gamer se frota las manos, sobre todo cuando hablamos de montar un PC de altas prestaciones.

En esta ocasión vamos a lo más top, a ese componente que si tuviéramos fondo ilimitado compraremos sin dudar.

En este caso una apuesta clara es la NVIDIA GeForce GTX 1080 Ti.

Aquí llega una duda, ya que cada fabricante tiene su versión: ¿vale cualquiera? La respuesta es sí, lo único que cambia es el aspecto externo y alguna configuración, como si quieres meter la versión STRIX OC.

Dispone de 11GB GDDR5X y 16 pines para conectar a la fuente de alimentación.

Alimentación y refrigeración

Estas dos partes son de las más delicadas a la hora de montar un PC por dos razones: si no tienes suficiente potencia eléctrica la máquina no funciona, como es lógico, y si los componentes se calientan demasiado el ordenador se para.

Con estos detalles en mente y teniendo en cuenta que nuestros componentes van a consumir mucha energía necesitaremos una fuente de 1.200 W como mínimo.

Por otro lado, la refrigeración mejor líquida.

No es cuestión de que sean mejores, ya que unos disipadores decentes son igual eficientes en condiciones normales tanto de calentamiento interno como ambiente externo.

Pero estamos hablando de una máquina que va a mover gráficos y texturas en movimiento a un mínimo de 60 fps en 4K, por lo que vamos a exigir mucho.

Almacenamiento

En este apartado, necesitarás dos tipos: Un SSD y un HDD clásico.

Las capacidades las dejamos a tu elección, pero con un SSD de 512 GB donde instalar el sistema operativo y de dos a cuatro terabytes de almacenamiento es más que suficiente.

Otros accesorios indispensables

Ratones gamers

Veloces y precisos. Entre los dispositivos periféricos a los que un gamer exigente prestará mucha atención se encuentra el ratón.

Un buen ratón gaming tendrá un diseño ergonómico, en el cual el ajuste del dispositivo con la mano sea lo más armónica posible.

Esto hará de las largas horas de juego mucho más confortables.

Además disminuirá en gran medida el posterior desarrollo del síndrome del túnel carpiano.

Los diseños de los ratones para gamers son modernos, incorporan matrices de iluminación RGB, así como joysticks completamente programables y adaptables al juego favorito, sin olvidar que son muy rápidos y precisos al tener un CPI y un IPS más elevados, lo que determina no sólo la proximidad con la que un ratón sigue los movimientos físicos, sino también la velocidad de reacción.

Teclado gamer para todos los gustos

Otro de los periféricos que inciden en el rendimiento de un jugador es el teclado.

Sin embargo, la elección del más adecuado dependerá del gusto de cada uno de los usuarios.

Lo que sí requiere un teclado gamer es estabilidad y la capacidad de soportar el impacto continuo que los juegos muchas veces exigen. Lo bueno es que existen distintos tipos de teclados que se adaptan a las preferencias de cada jugador.

La mayoría de gamers prefieren teclados mecánicos por su durabilidad y su elevado feedback de pulsación.

Otros se inclinan por los teclados con membrana que son silenciosos, muy eficientes y más económicos.

Por último, hay otros que se deciden por teclados híbridos.

Estos son de última tecnología e incorporan a sus características lo mejor de los mecánicos y los de membrana.

Después de todo, inclinarse entre cualquiera de estos teclados estará sujeto a las necesidades personales de cada quien.

View this post on Instagram

#letusbuildyournextpc

A post shared by Whiteboxpc.com (@whiteboxpc) on

Te puede interesar: Accesorios clave para ser un ‘gamer’