Videogames

Combaten la adicción a los videojuegos, con amor hacía los videojuegos

Plants vs Zombies 3 arrancó su fase de pruebas en Android

La adicción a los videojuegos ha llegado a ser uno de los temas que más preocupa a muchos padres y madres alarmados ante el tiempo que sus hijos pasan jugando a esta forma de ocio.

A lo largo y ancho del planeta, muchos jóvenes han convertido los videojuegos en una de sus principales aficiones, del mismo modo en el que otros casos son el fútbol o el patinaje los que ocupan buena parte del tiempo dedicado al ocio.

video

De hecho, lo que antaño fue un pasatiempo con mala prensa y que no estaba bien aceptado socialmente, hoy se ha normalizado tanto que hay toda una subcultura que reivindica abiertamente esta clase de entretenimiento, e incluso existen torneos y campeonatos mundiales centrados en videojuegos específicos; esto es lo que se conoce como eSports).

Sin embargo, el hecho de que muchas personas valoren muy positivamente el uso diario de esta forma de entretenimiento no hace que la adicción a los videojuegos deje de existir.

Facebook podría incursionar en el mundo gaming

La adicción a los videojuegos es lo que ocurre cuando la dependencia hacia las partidas de videojuegos se vuelve tan intensa que se dedica al menos cuatro horas diarias a esta actividad, suponiendo esto la desatención de todo tipo de obligaciones y responsabilidades.

Terapia de amor

En Alemania han publicado un nuevo estudio que, según afirman, no necesita del uso de medicamentos. Simplemente, consiste en “reconfigurar” la relación del paciente con los videojuegos.

Los Mimoji de Xiaomi son la copia de los emojis de Apple

Al parecer, los investigadores señalan que los pacientes experimentaron una tasa de remisión del 70% mediante este tratamiento. De esta forma, en vez de alejarlos de los videojuegos, esta fórmula propone cambiar su enfoque sobre esta forma de ocio.

“Es importante enfatizar que no significa automáticamente que eres adicto si estás interesado en jugar a videojuegos en el ordenador”, dijo Kai W. Müller, uno de los autores del estudio, que ha sido publicado en JAMA Psychiatry.

“Es importante tener en cuenta que solo una minoría está desarrollando un comportamiento adictivo hacia los juegos y otras actividades de Internet. Del mismo modo, es igualmente importante tomarnos en serio a estos pacientes y aceptar que están sufriendo y que necesitan ayuda. Cualquier otra cosa sería mera ignorancia”.

A continuación, Müller agrega:

“Nuestro principal objetivo no es tener a los pacientes alejados de ninguna pantalla, sino más bien permitirles [controlar] su comportamiento”. Sin embargo, señala que los pacientes que participaron en el estudio comenzaron con una “abstinencia parcial” de seis semanas.

Además, en lugar de emplear fármacos en el tratamiento, los investigadores apostaron por la TCC: consiste en una forma de terapia basada en la conversación, que obliga a los pacientes a analizar y reajustar sus propios pensamientos.

Sin embargo, hace falta ahondar más en los efectos de este tratamiento: por ejemplo, se probó únicamente con hombres y los investigadores necesitan conocer su efectividad si lo aplican a las mujeres.

Isabel Cisneros