Videogames

China limita los videojuegos a tres horas semanales

Los niños y adolescentes menores de 18 años en China sólo podrán jugar hasta tres horas a la semana videojuegos en línea

China limita los videojuegos a tres horas semanales

Las autoridades estatales destacaron que se trataba de una estricta intervención social necesaria para frenar la creciente adicción a los videojuegos.

“Los adolescentes son el futuro de nuestra patria”, señala la agencia estatal de noticias Xinhua citando a un portavoz anónimo de la Administración Nacional de Prensa y Publicaciones (NPPA).

“Proteger la salud física y mental de los menores está relacionado con los intereses vitales del pueblo, y se relaciona con el cultivo de la generación más joven en la era del rejuvenecimiento nacional”.

La norma forma parte de un importante cambio de Pekín para reforzar el control sobre su sociedad e importantes sectores económicos como la tecnología, la educación y la propiedad, tras años de crecimiento desbocado.

Las restricciones se aplicarán a cualquier dispositivo, y suponen un duro golpe para una industria del juego que abastece a decenas de millones de jóvenes jugadores, convirtiéndose en uno de los mercados más lucrativos del mundo.

La normativa limita a los menores de 18 años a jugar una hora al día -de 20 a 21 horas- sólo los viernes, sábados y domingos, según la agencia estatal. También pueden jugar una hora, a la misma hora, los días festivos.

China limita los videojuegos a tres horas semanales

Las normas se aplicarán a las empresas que presten servicios de videojuegos en línea a menores, limitando su capacidad de atender a esos usuarios fuera del horario establecido. Las empresas tampoco podrán prestar servicios a los usuarios que no se hayan registrado con su nombre real, lo que les impedirá seguir ignorando el origen de sus usuarios.

Las últimas medidas tomadas por la NPPA reducen significativamente la cantidad de tiempo que los menores pueden jugar en línea. Con las normas de 2019, los menores de 18 años podían jugar durante 1½ horas al día la mayoría de los días.

Se trata de un nuevo golpe para los gigantes del juego del país, desde Tencent hasta NetEase, que han tenido que hacer frente a una avalancha de regulaciones este año en áreas que van desde el antimonopolio hasta la protección de datos. Esto ha asustado a los inversores y ha mermado el valor de los valores tecnológicos chinos.

Tencent ha dicho anteriormente que sólo una pequeña cantidad de los ingresos por videojuegos proviene de los jugadores más jóvenes en China. En el segundo trimestre, el 2,6% de los ingresos brutos por juegos en China procedían de jugadores menores de 16 años.

La compañía dijo en un comunicado que aplicará los nuevos requisitos y que apoya las nuevas normas, sin embargo, el gigante chino del juego ha tomado medidas para adelantarse a los reguladores en los últimos meses. En julio, Tencent introdujo un requisito para que los jugadores hicieran un escaneo de reconocimiento facial en su teléfono para verificar si eran adultos.

Por otra parte, las acciones de NetEase, uno de los gigantes del juego en China, que cotizan en Estados Unidos, cayeron un 4% el lunes, recibiendo el duro golpe de la nueva medida tomada por Pekín.

Las preocupaciones de las autoridades chinas por la adicción a los juegos entre los jóvenes no son nada nuevas, ya que durante unos 14 años, las consolas de juego estuvieron prohibidas hasta 2014.

Este mes, una publicación estatal publicó un artículo en el que calificaba los videojuegos en línea de “opio” y pedía más restricciones. El artículo se retiró y se volvió a publicar con un nuevo titular y se eliminaron las referencias al “opio”. Sin embargo, suscitó la preocupación de los inversores por la posibilidad de que se impongan nuevas restricciones al juego.

Fuente NBC News y CNBC.

Te puede interesar: Crean primer parque temático inspirado en Mario Bross