Tecnología

Tras los pasos de Apple: las marcas que siguen las pisadas del gigante

Los gigantes chinos como Xiaomi y Huawei han marcado su rumbo tras los pasos de Apple.

El mercado de la tecnología siempre ha sido competitivo.

Por lo que no es de extrañar que otras empresas del ramo, saquen una versión menos costosa y más comercial que otra.

 

Xiaomi y sus AirDots pro 

Xiaomi y sus AirDots pro

El exitoso fabricante chino Xiaomi acaba de presentar unos auriculares en los que, de partida, algo resultara familiar: su nombre.

Se trata de los AirDots Pro, una marca extrañamente cercana a la empleada por Apple para bautizar sus característicos auriculares, los AirPods.

Pero si la semblanza es evidente en la marca, todavía lo es más en la estética.

Los AirDots son una imitación de los auriculares de los californianos, que van, además, por su segunda versión.

Se presentan en un blanco idéntico a los AirPods y son una evolución de los auriculares originales.

El producto de Xiaomi es considerablemente más barato que el de Apple.

Los AirPods se venden a 179 euros y además siguen teniendo problemas de suministro debido a una elevadísima demanda.

Los AirDrops saldrán a la venta a un precio de 399 yuanes, equivalentes a unos 51 euros.

Sin conocer todavía su calidad de sonido, ofrecen funciones que han sido muy demandadas por los usuarios de los AirPods.

Cancelación de ruido, la resistencia al agua y una duración de la batería superior.

Lee aquí: ¿Puede el escándalo de Huawei perjudicar a la empresa de Cupertino?

 

Huawei MateBook13

Huawei MateBook13

Huawei presentó el  MateBook 13, un potente portátil que no solo su denominación nos recuerda al popular MacBook Air de los de Tim Cook, sino sobre todo, su estética.

En este caso, la inspiración es más de guante blanco y hay que reconocer que Huawei ha logrado un sensacional producto que algunas primeras impresiones reflejan como superior al de Apple.

 

Seguir los pasos de Apple no deja mucho a la imaginación

pasos de Apple

El año pasado el Xiaomi lanzó al mercado el Mi 8, un móvil tan parecido al iPhone X que a simple vista, costaría identificar uno u otro.

La copia es tan evidente que hasta el fabricante chino bautizó sin rubor el sistema de desbloqueo facial como FaceID.

También incorporó una réplica exacta de los Animoji (los iconos animados de la aplicación de mensajes de Apple).

Para que no quedaran dudas sobre sus intenciones, la distribución vertical de la óptica trasera del Xiaomi es idéntica a la del iPhone X.

Todo es prácticamente idéntico en lo estético, pero a un precio muy inferior y dirigido a un público no tan selectivo y exigente como el de Apple.

Te puede interesar: El desafío del gigante tecnológico para el futuro

Isabel Cisneros