Tecnología

SAGA diseña hábitats inspirados en origami para vivir en la Luna

La firma de arquitectura danesa SAGA ha diseñado un prototipo para un hábitat amigable con la luna con un diseño inspirado en el origami.

Al combinar los principios del plegado de origami japonés con el método de biomimética, los arquitectos Sebastián Aristotelis y Karl-Johan Sorenson han desarrollado una estructura plegable ligera y resistente.

Los astronautas regresando a la Luna no deja de ser un reto aun por cumplir, y esto al parecer está muy cerca con el programa Artemisa, que tiene planeado volver a pisar nuestro satélite en 2024.

La presencia permanente de los humanos en la Luna es uno de los objetivos en la exploración espacial.

También hay proyectos de la NASA para establecer bases permanentes en la Luna, pero mientras esto ocurre, dos arquitectos daneses quieren poner a prueba su propia propuesta en la gélida Groenlandia.

saga

SAGA imagina que el interior del hábitat de la Luna lunar, se divide en secciones para dormir, estudiar y otros aspectos de la vida normal. Mientras tanto, una granja vertical dentro del hábitat ayudaría a soportar la ingesta de alimentos necesaria para el viajero espacial.

El uso de paneles plegables reforzados no solo crea una estructura fuerte, sino que también hace que el transporte del hábitat desplegado sea increíblemente fácil.

De compacto a desplegado, el hábitat expande su volumen en un 560% y cabe en un contenedor de envío estándar o un cohete cuando se derrumba.

Un sistema circadiano ayudaría a las personas a mantener patrones de sueño, utilizando un techo que cambia lentamente de color a lo largo del día para indicar a los habitantes que es de mañana o de tarde.

Los arquitectos también están desarrollando un simulador de clima que podría mostrar una tormenta un día y un arco de lluvia en otro.

El exterior del hábitat estará cubierto de células solares para maximizar la generación de energía y el aislamiento pesado ayudará a combatir las temperaturas de -40 grados centígrados y vientos de hasta 90 kilómetros por hora.

saga

SAGA también ha desarrollado lo que ellos llaman un gemelo digital para el hábitat, que monitorea el estado actual del hábitat, utilizando AI para adelantarse al mantenimiento necesario e imprimir piezas de repuesto con una impresora 3D incorporada.

Hábitat lunark amigable

SAGA planea probar el hábitat lunark amigable con la Luna, durante una expedición de 3 meses en las regiones árticas del norte de Groenlandia, donde los arquitectos determinaron que estaba más cerca de las condiciones de la Luna.

Construirán el hábitat este verano y comenzarán la expedición de tres meses en septiembre.

Sebastián Aristotelis y Karl-Johan Sorenson lideran la firma de diseño espacial SAGA, uno de sus proyectos estrella es un experimento con el que probarán la viabilidad de su hogar lunar.

Mark 1”

La expedición Lunark debería llevarse a cabo en los meses de septiembre, octubre y noviembre de este año, donde los arquitectos se aislarán en Groenlandia compartiendo un hábitat bautizado como “Mark 1”.

Características como luz solar constante, paisajes monocromáticos, extremas temperaturas y aislamiento crear un ambiente parecido al que los astronautas afrontarán en la Luna.

Esta tendrá una cobertura de paneles solares para obtener energía, contará con una impresora 3D para ser modificada o reparada y una granja vertical.

Los retos de SAGA

SAGA prevé temperaturas de -30°C y vientos de 90km/h. Además, los dos ocupantes tendrán que reducir dramáticamente su consumo de agua, donde necesitarán usar un máximo de 4 litros al día.

El proyecto está por ahora en una etapa de prototipos y validación. Se espera que la construcción esté terminada para agosto. La expedición Lunark simulará una convivencia en la Luna por 91 días.

Te puede interesar: El equipo de la NASA explora Marte desde casa