Tecnología

Revelan el primer bistec de costilla impreso en 3D

La tecnología revoluciona el mundo gastronómico revelando el primer bistec de costilla impreso en 3D.

Revelan el primer bistec de costilla impreso en 3D
Imagen Web Aleph Farms

Ha sido una empresa israelí la que ha presentado el primer bistec de costilla impreso en 3D, utilizando un cultivo de tejido animal vivo, informó The Seattle Times.

La compañía israelí, Aleph Farms se asoció con la facultad de ingeniería biomédica del Technion-Israel Institute of Technology para cultivar un bistec de costilla cultivado en laboratorio, el cual mantiene las cualidades, las texturas y el sabor de un bistec real, para el cual no ha sido necesario matar a un animal, detalla el portal.

El anuncio se produce en un momento de mayor conciencia sobre los efectos de la industria cárnica en el medio ambiente y una creciente demanda de alternativas a la carne.

La tecnología de bioimpresión en 3D utiliza células animales vivas en lugar de alternativas vegetales, y permite que salgan al mercado cortes de músculo entero de primera calidad, y además, amplía el alcance de expansión para las empresas alimentarias, detalla el comunicado de la compañía.

Se espera que el mercado global de impresión de alimentos en 3D crezca a un ritmo notable durante el período de previsión 2019-2027, señala el portal Neighbor WebSJ, ya que existe una creciente demanda de personalización de los alimentos, así como es visible, las amplias ventajas que ofrece esta metodología para preparar alimentos con menos consumo de tiempo.

El nuevo proceso de fabricación de carne imprime células vivas que se incuban en una matriz de origen vegetal para que crezcan, se diferencien e interactúen hasta conseguir la textura y las cualidades de un filete real, informa The Seattle Times.

Esta tecnología dispone de una estructura similar al sistema vascular de un animal, que permite que las células maduren y los nutrientes se desplacen por el tejido más grueso, lo que da como resultado un filete con una forma y estructura similares a las del tejido tradicional de la vaca antes y durante la cocción“.

Según indica el director ejecutivo de Aleph, Didier Toubia, para el portal, “no se trata sólo de proteínas, sino de un producto complejo y emocional”. Además afirma que el producto refleja la calidad sensorial, la textura, el sabor y el marmoleado graso de un costillar de producción tradicional.

De acuerdo a lo detallado por la empresa israelí, el bistec se servirá a menudo sin adornos y en el centro del plato, sin panecillo, salsa u otros ingredientes que lo disfracen.

Revelan el primer bistec de costilla impreso en 3D
Imagen Web Aleph Farms

Toubia señala que la empresa podrá incluso adaptar el filete a un país o un paladar específico, por ejemplo, haciéndolo más o menos tierno, según el gusto del consumidor.

“Controlamos el proceso de cultivo y podemos diseñar la carne específicamente para un mercado, ajustando la cantidad de colágeno y tejidos conectivos y grasa, para adaptar la carne a las necesidades específicas. La idea no es sustituir la agricultura tradicional, sino construir una segunda categoría de carne”.

El ejecutivo reconoce que aún tardará algún tiempo en sacar los productos al mercado y en ampliar su escala para que sus productos sean competitivos en precio con los tradicionales.

Impresión 3D toma los espacios alimenticios

El mundo está siendo testigo de la revolución en fabricación e innovación tecnológica, es aquí donde entran las impresoras 3D, las que podrían definir el futuro en el terreno alimenticio.

La aplicación de la impresión 3D de alimentos garantizaría una calidad estricta y un control nutricional preciso, que fomentará el mercado mundial de alimentos en el futuro.

Según el Banco Mundial, se prevé que en 2100, África y Asia albergarán a 4.400 y 4.900 millones de individuos respectivamente y que juntos representarán el 83% de la población mundial. Para esta crisis, es necesario aumentar la producción de alimentos en 50%, detalla el portal Neighbor WebSJ.

La impresión 3D de alimentos podría contribuir a una solución, si no la resuelve por completo, expresa el medio.

Te puede interesar: KFC y 3D Bioprinting producirán la ‘carne de pollo del futuro’