Tecnología

Nanotecnología, su evolución, historia y sus usos actuales

La nanotecnología se la reconoce como la gran revolución tecnológica del siglo XXI. Su meta particular es manipular en forma precisa, los átomos y moléculas para la fabricación de productos a microescala

Nanotecnología, su evolución, historia y sus usos actuales.

La nanotecnología ha invadido los mercados de todo el mundo. Su utilidad llega a todos los campos de la ciencia.

No obstante, sus potenciales efectos en la economía global también han originado especulaciones acerca de varios escenarios apocalípticos.

Según el último concepto del programa del gobierno federal de los Estados Unidos, Iniciativa nanotecnológica Nacional, la nanotecnología sigue siendo la manipulación de la materia con al menos una dimensión del tamaño de entre 1 a 100 nanómetros.

Al momento de definirla por el tamaño, abarca múltiples disciplinas de la ciencia en cuanto a su aplicación en:

  • superficies
  • química orgánica
  • biología molecular
  • físicas de los semiconductores
  • micro fabricación y otros campos.

Es así como la nanotecnología se acerca al mundo actual, hace capaz crear nuevos materiales y dispositivos con un vasto alcance de aplicaciones. 

La nanotecnología y su evolución

A mediados del siglo XX, Richard Feynman, considerado el Padre de la Nanociencia, fue quien propuso fabricar productos en base a un reordenamiento de átomos y moléculas.

Mientras que Eric Drexler, quien popularizó los potenciales de la nanotecnología molecular durante las décadas de 1970 y 1980. 

Este ingeniero estadounidense pronosticó que la nanotecnología podría usarse para solucionar muchos de los problemas de la humanidad y al mismo tiempo generar armas poderosas. 

Aunque en los últimos años, sus avances en materia de investigación han permitido desarrollar nuevas técnicas capaces de analizar y modificar las propiedades de los materiales a escala nanométrica, dando lugar a la aparición de la Nanotecnología.

Es un campo de investigación que no se detiene y permanece en constante evolución.

Un ejemplo de ello se identifica en múltiples estudios científicos que manifiestan que el uso de nanopartículas permite optimar la detección de sustancias contaminantes en el agua o la atmósfera.

Te puede interesar: Los distintos objetivos de la tecnología de información y comunicación

Historia de la Nanotecnología 

El ganador del premio Nobel de Física de 1965, Richard Feynman, fue el primero en hacer referencia a las posibilidades de la nanociencia y la nanotecnología.

Lo hizo en un discurso que dio en el Caltech (Instituto Tecnológico de California) el 29 de diciembre de 1959, titulado En el fondo hay espacio de sobra, en el que describe la posibilidad de la síntesis vía la manipulación directa de los átomos. 

Inspirado en los conceptos de Feynman, en forma independiente K. Eric Drexler usó el término “nanotecnología” en su libro del año 1986 Motores de la Creación: La Llegada de la Era de la Nanotecnología en el que propuso la idea de crear un “ensamblador” a nano escala.

Usos actuales de la Nanotecnología

La Nanotecnología hoy día incide en casi todos los aspectos de nuestras vidas.

Sus aplicaciones se encuentran en varias etapas de desarrollo.

Algunas propiedades de nuevos nanomateriales apenas se están estudiando en los laboratorios de investigación, otras están a pruebas, mientras que muchas más ya se consiguen en los mercados mundiales.

Casi todos los aparatos electrónicos tienen aplicaciones en la nanotecnología.

Entre los avances más impactantes de la nanotecnología en el mundo podemos mencionar en las pantallas de televisión más modernas, ultradelgadas, con diodos orgánicos emisores de luz (OLEDs).

Los Nanobots dirigibles para la administración de fármacos. Investigadores en ingeniería mecánica del ETH Zurich y el Instituto Federal de Tecnología de Suiza, han construido unos robots microscópicos que se pueden introducir en el cuerpo humano cargados con un fármaco para liberarlo exactamente en la zona que se desea tratar.

Otro logro de la nanotecnología se consigue en los nanotubos de oro para combatir el cáncer.

Científicos del Instituto Leeds de ciencias bioquímicas y ciencias clínicas de la Universidad de Leeds, han demostrado el éxito de un tratamiento con nanotubos de oro en un modelo ratón con un cáncer humano.

Por otro lado, la Universidad de Columbia, la Universidad Nacional de Seúl (SNU) y el Instituto Coreano de Investigación de Stándares y Ciencia (KRISS) consiguieron crear la bombilla más fina del mundo.

Se trata de una fuente de luz visible en un chip utilizando como filamento el grafeno, una forma de carbono perfectamente cristalina y ultrafina.

Lo cierto es que sus aplicaciones se pierden de vista en la lista que aguarda en avances del campo textil, agricultura cosmética, ganadería y alimentos, entre otros.

También puedes leer: Evolución de la tecnología y ciencia en el mundo