Tecnología

La tecnología dura: qué es y para qué sirve

La tecnología dura qué es y para qué sirve

Tecnología dura, un término con el cual muchos quizás no estén debidamente familiarizados. Pero la tecnología en sí es un conjunto de conocimientos técnicos que se aplican para mejorar la calidad de vida y facilitar las demandas de las personas a través de servicios o productos.

Podemos dividir o clasificar la tecnología según sus tipos o cómo estos sirven de diferente manera a los seres humanos y su entorno.

Por eso se conocen tecnologías fijas, flexible, de operación, de producto, limpia, blanda y dura entre otras.

¿Qué es la tecnología dura y para qué sirve?

La denominación de “tecnologías duras” se refiere a aquellas que más se corresponden con la imagen que tiene la mayoría de las personas con respecto a la tecnología: son aquellas que transforman los materiales a efectos de producir o construir nuevos objetos y materiales.

Todos los productos físicos que se desarrollan en las grandes empresas del mundo para facilitarle las tareas a sus usuarios constituyen tecnologías duras, y dentro de ellos aparecen muchísimas formas de destacarse:

  • El tamaño
  • Las características físicas
  • El atractivo y la funcionalidad con respecto a su uso, que podrá ser con fines hogareños, recreativos o industriales.

La tecnología dura sirve para materializar el conocimiento, las técnicas y habilidades que tiene la tecnología blanda.

Sin ella no sería posible crear objetos materiales que hagan uso de esos conocimientos intangibles.

Características de la tecnología dura

No toda tecnología tangible es considerada como tecnología dura, para ello debe cumplir ciertas características, tales como: 

Debe ser novedosa e innovadora

Si introduce novedad y creatividad, en un mercado ya de por sí altamente competitivo y demandante, redundará en una gran ventaja.

Es la tecnología blanda la que permite previamente capacitar para así innovar en tecnología dura.

Por ejemplo, quienes introdujeron en su momento el ferrocarril para transportar mercaderías, sin dudas innovaron y les ganaron a quienes utilizaban carruajes tirados a caballos para tal fin; al menos en un transporte a nivel regional.

De bajo mantenimiento

Es una característica deseable si una empresa busca ser competitiva.

Eficiente y veloz

Lo que se hace debe hacerse de forma rápida y con eficiencia.

Por ejemplo, la introducción de maquinaria y métodos novedosos más automatizados para la fabricación de automóviles de Ford, sin dudas le dio una ventaja competitiva enorme con respecto a otros fabricantes de autos a principios del siglo XX.

Conjuga con la economía de la obsolescencia

Esto está relacionado con la obsolescencia programada.

Permitir disminuir el tiempo de transformación, transporte o creación de productos y servicios.

No produce daños ambientales ni contaminación en general

Si producen desechos, deben ser apropiadamente tratados. Esta característica es más tenida en cuenta a partir de las últimas décadas.

Lamentablemente no siempre se cumple como es debido.

Servir a las necesidades del ser humano

Los trabajos mejores pagados en Estados Unidos

Respetándolo a este y a su entorno. Esta característica probablemente sea la que menos se cumpla.

Ventajas y desventajas de la tecnología dura

La tecnología dura nos permite generar productos y servicios nuevos y de mejor calidad.

Al igual que hace posible mejorar los tiempos de producción y creación.

Pero el uso de estas tecnologías casi siempre genera desechos tóxicos o contaminantes.

Además del exceso de uso de recursos naturales para la producción podría ocasionar la pérdida de los mismos.

Árboles artificiales contra la contaminación atmosférica en México

También puedes leer: 5G: la tecnología del futuro