Tecnología

La pestaña “Siguiendo” también se irá de Instagram

Desde agosto, algunos usuarios de la red social Instagram habían notado cambios en la aplicación al no poder ver la pestaña “siguiendo” (following).

Esta semana, Instagram confirmó que a partir de este 7 de octubre se eliminará la pestaña con la que se podía seguir la actividad de los otros.

Según la red social, no muchas personas utilizaban esa información, y también basaron su decisión en el hecho de que los usuarios “no consideran que la pestaña sea una característica muy útil”.

Instagram se enfocará en la actividad propia del usuario, y ahora, cuando se haga clic en el botón del corazón, se podrán ver solo los “Me gusta” a la cuenta.

Vishal Shah, jefe de producto de Instagram, había dicho a BuzzFeed News que la pestaña “siguiendo” no era una opción que la gente usara frecuentemente, e incluso muchos no sabían que existía, ni que su actividad estaba expuesta.

Shah explicó también que esa opción ya no cumplía con su propósito y solo generaba sorpresa a los usuarios que descubrían que sus seguidores podían ver a qué le daban “Me gusta”.

Instagram no solo lucha contra el bullying también contra la anorexia

Y es que cuando inició Instagram, la pestaña funcionaba para que los usuarios pudieran descubrir cuentas nuevas, pero eso fue antes de que se estrenara el botón de búsqueda para explorar nuevas cuentas, tiendas, temáticas y hashtags.

Por su parte, Adam Mosseri, jefe de Instagram, informó que hoy se elimina la pestaña que “fue creada para ayudar a la gente a descubrir nuevas publicaciones y cuentas con las que sus amigos interactuaban”

Instagram ha apostado por la simplicidad en la plataforma, y en algunas cuentas ya ha realizado pruebas para eliminar la opción.

Hubo quienes no lo notaron, pero otros alzaron la voz en Twitter para que les devolvieran la opción de “siguiendo”.

La desaparición de la pestaña “Siguiendo” es un cambio más en Instagram luego de que los fundadores Kevin Systrom y Mike Krieger abandonaron la red social el año pasado, después de que Facebook comprara la plataforma siete años atrás por un valor de 1.000 millones de dólares.