Tecnología

Facebook, Google, Twitter podrían abandonar Hong Kong

Los cambios en las leyes de protección de datos de Hong Kong podrían obligar a algunas empresas tecnológicas como Facebook, Google, Twitter, a dejar de prestar servicios en la ciudad.

Facebook, Google, Twitter podrían abandonar Hong Kong

La posible retirada de Hong Kong, fue planteada en una carta hecha pública por la Coalición de Internet de Asia (AIC), una asociación con sede en Singapur que cuenta con Facebook, Twitter y Google como miembros.

La nota, fechada el 25 de junio y enviada por el grupo al comisionado de privacidad de datos personales de Hong Kong, Ada Chung Lai-ling, se opone a un proyecto de ley recientemente presentado que pretende acabar con el doxxing.

Esta práctica consiste en compartir información privada de las personas en línea, normalmente para convertirlas en objetivos de acoso. La Oficina del Comisionado de Privacidad de Datos Personales (PCPD) de Hong Kong dijo el lunes que el doxxing se ha vuelto “desenfrenado” y “ha puesto a prueba los límites de la moral y la ley”.

La agencia también contraatacó a las sugerencias de que los cambios tendrían “cualquier relación con la libertad de expresión”.

“Las enmiendas sólo se refieren a los actos ilegales de doxxing. El alcance del delito de doxxing se establecerá claramente en las enmiendas”.

Facebook, Google, Twitter podrían abandonar Hong Kong

El gobierno de Hong Kong dice que ha sido un problema particularmente extendido desde 2019, cuando la ciudad se vio envuelta en protestas masivas. Las autoridades afirman que puede llevar a que las fotografías, los datos del documento de identidad y las direcciones de las personas se divulguen sin su consentimiento.

Entre junio de 2019 y mayo de 2021, la PCPD se ocupó de más de 5.700 casos relacionados con el doxxing. Pero el número de incidentes ha disminuido desde 2019, según el organismo de control de la privacidad. El organismo señaló que recibió 1.036 quejas de doxxing en 2020, una caída del 76% con respecto al año anterior.

En su nota, la AIC dijo que estaba preocupada por varias partes del proyecto de ley, incluida una disposición que, según dijo, sugería que el gobierno podría procesar “al personal local de las plataformas en el extranjero en caso de no cumplir con las solicitudes de eliminación de las autoridades.”

El proyecto de ley propone que “cualquier persona que preste servicios en Hong Kong a residentes de Hong Kong” pueda recibir una notificación en la que se ordene a una plataforma en línea que “rectifique” lo que denomina “contenido doxxing”. También propone que el comisario de privacidad pueda perseguir los incumplimientos de esas peticiones.

La legislación, presentada en mayo por la Oficina de Asuntos Constitucionales y Penales de Hong Kong, también propone que los infractores se enfrenten a una multa de hasta un millón de dólares de Hong Kong (unos 128.700 dólares) y a penas de prisión de hasta cinco años en caso de condena.

“Si sigue siendo la intención [del gobierno] responsabilizar a los empleados de las filiales o entidades locales por el contenido de doxxing, pedimos que se nos aclare la base legal para hacerlo”, escribió la AIC en su nota.

La única manera de evitar estas sanciones para las empresas tecnológicas sería abstenerse de invertir y ofrecer sus servicios en Hong Kong, privando así a las empresas y a los consumidores de Hong Kong, creando además nuevas barreras al comercio. Así, la posibilidad de perseguir a los empleados de las filiales creará incertidumbres para las empresas y afectará al desarrollo de Hong Kong como centro de innovación y tecnología.”

La coalición subrayó que la carta representaba las opiniones de más de 15 miembros, no de una sola empresa. Afirmó que era inexacto afirmar que algunas empresas tenían planes de abandonar Hong Kong, y expresó su deseo de trabajar con el gobierno en la legislación.

“Deseamos subrayar que el doxxing es un asunto muy preocupante”, dijo la AIC en su nota, al tiempo que solicitaba una reunión virtual con Chung. Añadía que el proyecto de ley podría suponer “riesgos para la libertad de expresión y comunicación”.

con información de CNN.

Te puede interesar: Padres reclaman a Amazon por el nombre de Alexa