Tecnología

Facebook ayudará a los afganos en medio de la violencia

Facebook está desplegando nuevos controles de usuarios para las personas en Afganistán que se apresuran a borrar sus huellas digitales por temor a que sus teléfonos u ordenadores puedan ser confiscados por los talibanes.

Facebook ayudará a los afganos en medio de la violencia

En los días transcurridos desde que los militantes tomaron ciudades como Kabul, muchos afganos han cerrado sus cuentas en las redes sociales y han borrado mensajes por temor a que sus huellas digitales les conviertan en objetivo de los antiguos insurgentes.

En el pasado, los talibanes se han ensañado con afganos vinculados al antiguo gobierno del país o a países occidentales como Estados Unidos.

Ahora Facebook les permitirá mantener la seguridad en sus perfiles sociales. Entre las nuevas funciones que ha lanzado para los usuarios afganos, se encuentra una herramienta de un solo clic que permite a las personas bloquear rápidamente sus cuentas, lo que impide que las personas que no son ya amigos de los usuarios descarguen su foto de perfil o vean sus publicaciones

Durante la semana pasada, nuestros equipos han estado trabajando sin descanso para hacer todo lo posible para ayudar a mantener a la gente segura”, dijo Nathaniel Gleicher, el jefe de seguridad de Facebook en Twitter.

“Aunque tenemos que ser cuidadosos para evitar avisar a los malos actores, aquí hay algunas medidas de seguridad que hemos puesto en marcha para que la gente del país proteja sus cuentas”.

Gleicher añadió que Facebook ha creado “un centro de operaciones especiales” para ayudar a responder a la rápida crisis en el país e instó a la gente a consultar un conjunto de herramientas de seguridad digital creadas por organizaciones de derechos humanos para asegurar mejor sus vidas digitales.

Las medidas sin precedentes se dirigen a una de las características más fundamentales de Facebook: la lista de amigos, y representan un franco reconocimiento por parte de la empresa, que durante mucho tiempo ha pregonado su capacidad para conectar al mundo, de los riesgos que supone disponer de información personal en las redes sociales.

Las nuevas funciones de seguridad responden a lo que los trabajadores de derechos humanos han descrito como una necesidad imperiosa de proteger a los habitantes de Afganistán, que temen que los rastros de su vida en línea puedan utilizarse como excusa para ejercer la violencia contra ellos y sus familias.

La empresa no aclaró si ha traducido sus nuevos recursos y páginas de ayuda al pastún y al dari, las dos lenguas principales de Afganistán.

“La gente en Afganistán quiere borrar su huella digital ahora porque no quiere arriesgar su vida o su seguridad física de ninguna manera, aunque sólo sea identificándolos y haciéndoles preguntas”, señaló Nighat Dad, abogada y activista de los derechos en Internet quien forma parte de la Junta de Supervisión de Facebook.

En Instagram, de la que también es propietaria Facebook, la empresa ofrece nuevos mensajes emergentes para avisar a los usuarios de las formas de proteger sus cuentas.

Mientras que WhatsApp, una popular aplicación de mensajería en Afganistán que los talibanes han utilizado en los últimos días para difundir su asedio a Kabul el domingo, también es propiedad de Facebook.

Por otra parte, plataformas como Twitter han buscado imponer restricciones en redes a los grupos talibanes, pero han tenido dificultades para mantener fuera todas las cuentas de los grupos pertenecientes al Estado Islámico.

En los últimos días han aparecido decenas de nuevas cuentas en el sitio, lo que ha planteado a la empresa la difícil cuestión de cómo regular un grupo que ahora controla Afganistán.

Facebook ayudará a los afganos en medio de la violencia

Desde que los talibanes retomaron el control, sus promesas de amnistía y reconciliación se han visto socavadas por los informes de que sus soldados están llevando a cabo ataques de represalia y reprimiendo por la fuerza las protestas.

Fuente NBC News y NYT.

También puedes leer: EE.UU., da por terminada su misión militar en Afganistán