Tecnología

El homenaje de David Obendorfer al primer automóvil eléctrico de BMW

David Obendorfer, graduado en la Universidad de arte y diseño MOME Moholy-nagy en Budapest, plantea como la base de sus diseños de la BMW, encontrar posibles puntos de cruce entre el pasado y el futuro, un sentido homenaje de David Obendorfer al primer automóvil eléctrico de BMW.

BMW

Sobre la base de su creciente cartera de automóviles conceptuales, el diseñador David Obendorfer comparte su último trabajo: el concepto de reminiscencia BMW 02.

El diseño rinde homenaje al 1602 Elektro-antrieb, el modelo de automóvil que marcó el primer proyecto de cero emisiones de la empresa alemana de automóviles de lujo.

Inspirado en el BMW 1602, que debutó en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1966, el BMW 1602 Elektro-antrieb se presentó por primera vez durante los juegos olímpicos de 1972 en Munich.

Reemplazado por una batería

El automóvil, que parecía casi idéntico a su predecesor, tenía una diferencia clave: el motor de combustión fue reemplazado por una batería.

A pesar de no fabricarse, los dos prototipos se usaron durante los juegos olímpicos para transportar VIP y sirvieron como autos de apoyo en eventos de larga distancia como el maratón.

Para este proyecto, David Obendorfer ha imaginado un remake completamente eléctrico del 1602 Elektro-Antrieb, trayendo el diseño clásico al siglo XXI.

Las dimensiones principales del vehículo coinciden aproximadamente con las del coupé de la serie 2 existente: 4510 mm / 1805 mm / 1400 mm / 2730 mm (largo / ancho / alto / distancia entre ejes).

Obendorfer explica:

“Mi objetivo no era recuperar todas las características de diseño de la serie 02 a cualquier costo, sino construir una reinterpretación respetuosa y, sobre todo, simplificarla. Tanto el diseño interior como el exterior intentan mantenerse alejados de superficies complicadas y líneas ocupadas, explorando una tridimensionalidad suave que de alguna manera puede comunicar cero emisiones”.

Tecnología BMW eDrive de quinta generación

BMW

El futuro de la movilidad eléctrica estará determinado por la tecnología BMW eDrive de quinta generación, para la cual el BMW iX3, que se producirá de 2020 en adelante, actuará como pionero, seguido por los BMW iNEXT y BMW i4.

Con la tecnología BMW eDrive de quinta generación, que también incluye las últimas innovaciones en cuanto a baterías, el BMW i4 establece nuevas referencias por prestaciones deportivas, con una autonomía de unos 600 kilómetros.

BMW tendrá 25 modelos electrificados

Para 2023 el Grupo BMW tendrá 25 modelos electrificados. Con una gama que incluye eficientes motores de combustión, híbridos enchufables y puramente Eléctricos.

El Grupo BMW, como compañía que opera a nivel mundial, tiene en cuenta los requisitos y preferencias de sus clientes en las diferentes regiones del mundo.

La tecnología de conducción del BMW i4 establece nuevos patrones en términos de densidad energética, eficiencia y autonomía en una conducción libre de emisiones.

El motor eléctrico, la electrónica, la unidad de carga y la batería de alta tensión son completamente nuevos.

Juntos forman la tecnología BMW eDrive de quinta generación, con la cual el Grupo BMW ha realizado avances significativos en el campo de la conducción electrificada.

A partir de 2020 la tecnología BMW eDrive de quinta generación se introducirá primero en el BMW iX3 y luego en los BMW iNEXT y BMW i4.

El motor eléctrico desarrollado para el BMW i4 ofrece una potencia máxima de unos 390 kW/530 CV, con lo que alcanza el nivel de los V8 equipados en los actuales modelos de BMW con motor de combustión.

Su instantánea entrega de potencia le aporta al BMW i4 un rendimiento sobresaliente y una eficiencia excepcionalmente alta.

La quinta generación de BMW eDrive

La quinta generación de BMW eDrive también incluye una batería de alta tensión de nuevo diseño con la última tecnología de celdas.

Este diseño para el BMW i4 se caracteriza por su diseño extremadamente plano y su optimizada densidad energética.

Con un peso de unos 550 kilogramos, tiene un contenido energético de unos 80 kWh. Esto le otorga al BMW i4 una autonomía de aproximadamente 600 kilómetros.

El BMW i4 totalmente eléctrico se producirá a partir de 2021 y posteriormente se lanzará en los distintos mercados mundiales.

El nuevo modelo se fabricará en la planta principal de la compañía en Múnich, donde también se producen los BMW Serie 3 Berlina con motor de combustión e híbrido enchufable.

BMW Serie 3 Touring con motor convencional y, desde el verano de 2020, también en versión híbrida enchufable; BMW Serie 4 Coupé y el BMW M4 Coupé (consumo combinado de combustible: 10,0 – 9,3 l/100 km y emisiones combinadas de CO2: 227 – 213 g/km).

Además del diseño deportivo y elegante, que es típico de un coupé de 4 puertas de la marca, el BMW i4 se caracteriza por su impresionante rendimiento.

El primer Gran Coupé de la marca BMW i acelera de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4,0 segundos, con una velocidad máxima por encima de los 200 km/h.

La arquitectura flexible del vehículo, la batería de alta tensión plana y posicionada en una baja situación y la tecnología compacta de propulsión permiten una gran libertad en el diseño del modelo.

El BMW i4 combina las proporciones habituales de un coupé de 4 puertas con las características de diseño típicas de un BMW i.

El alto confort de los pasajeros traseros

Las líneas alargadas dinámicamente y un diseño de superficie preciso van de la mano de aspectos exteriores optimizados aerodinámicamente, así como acentuaciones específicas de BMW i.

El alto confort de los pasajeros traseros para entrar y salir del habitáculo y un espacioso y variable interior garantizan una alta idoneidad tanto en el uso a diario como en los largos desplazamientos.

Como tal, el BMW i4 puede identificarse claramente como un BMW Gran Coupé, e igualmente y claramente, como un vehículo eléctrico.

La tecnología BMW eDrive de quinta generación comprende un sistema de propulsión altamente integrado en el que el motor eléctrico, la transmisión y la electrónica de propulsión se alojan en una sola unidad.

Este sistema de propulsión es compatible con todos los conceptos de vehículo y estará disponible para diferentes modelos con distintos niveles de potencia.

El diseño altamente integrado del sistema permite un aumento significativo en la densidad de potencia, así como una reducción en el peso y el esfuerzo de fabricación.

La producción de motores eléctricos de la futura generación ya no requerirá el empleo de materiales clasificados como raros.

La unidad de carga de nueva generación se caracteriza por un paquete uniforme adecuado para todas las futuras arquitecturas de vehículos. Se puede utilizar en modelos híbridos enchufables o eléctricos y está diseñado para una capacidad de carga de hasta 150 kW.

Esto permite que la batería de alta tensión del BMW i4 se cargue hasta el 80 por ciento de su capacidad en aproximadamente 35 minutos. Es decir, en aproximadamente seis minutos de carga se consigue una autonomía de 100 kilómetros.

El Grupo BMW fabrica módulos y baterías de alta tensión específicos para cada modelo con sistemas de propulsión electrificados desde 2013.

Un sistema modular desarrollado independientemente con una disposición flexible de los módulos permite la integración de baterías desarrolladas internamente en varios conceptos de vehículos.

Optimizar las características básicas

BMW

El trabajo continuo de desarrollo se dedica a optimizar las características básicas de las celdas de la batería, así como la estructura de los módulos y su disposición en la unidad de almacenamiento específica del modelo respectivo.

Por ejemplo, las baterías usadas en el BMW i4 y otros vehículos eléctricos futuros tienen un mayor número de celdas por módulo, un número reducido de componentes, un diseño más compacto y una mayor flexibilidad con respecto a su geometría.

También puedes leer: BMW i4, el Gran Coupé eléctrico llega para 2021