Tecnología

¿Cómo se emplea la tecnología en la educación?

La tecnología ha transformado nuestro día a día, y con la educación no es diferente.

Esta lleva muchos años asistiendo a profesores y estudiantes en su trabajo diario.

Esta se emplea a través de procesadores de texto, las calculadoras, las impresoras y los computadores. En la educación, esta se ha utilizado desde hace décadas para las distintas actividades estudiantiles.

No obstante, ahora con internet y la tecnología móvil en auge se incorporan aún más elementos tecnológicos al entorno educativo. Tales como pizarras interactivas, aulas virtuales y un sinfín de recursos electrónicos que usado en investigaciones o trabajos escolares.

Estas son algunas de las formas en las que la tecnología digital se ha integrado con las escuelas y universidades.

“Es un momento de grandes oportunidades. Las universidades han usado tecnologías para ampliar el acceso a la educación. Aun así, las instituciones innovadoras de hoy están usando la nube inteligente para escalar experiencias de aprendizaje altamente personalizadas que más allá de la cobertura, mejoren la calidad”,

dijo a Semana Educación Rob Curtin, director mundial de Educación Superior de Microsoft.

Además, la web 2.0 y las redes sociales animan a los estudiantes a expresarse y relacionarse con otros compañeros, lo que permite aprender de forma interactiva. 

“Las posibilidades de Internet son muy amplias. Gracias a la facilidad para compartir contenidos es posible aprovechar la red para facilitar a los estudiantes libros electrónicos e interactivos para que realicen sus actividades y ejercicios sin necesidad de tener el libro en papel.

Esto sin duda alguna reduce los costos de producción de los libros y además permite a los estudiantes acceder a libros que no se pueden encontrar en su país sin necesidad de moverse de sus casas”, añade Curtin.

¿Cómo se emplea la tecnología en la educación?

La tecnología en el espacio educativo permite el uso de equipos más interactivos y que mantienen la atención de los estudiantes con mayor facilidad.

Además, las redes sociales y la Web 2.0 implica compartir puntos de vista y debatir sobre las ideas, lo que ayuda a que los niños y adolescentes desarrollen un pensamiento crítico en una época en la que sus cerebros se están desarrollando.

Por otro lado, los profesores pueden beneficiarse mucho de los avances tecnológicos para hacer su trabajo más atractivo y ser más eficientes.

“Muchas actividades de las que forman parte de su rutina diaria se pueden optimizar con la ayuda de aplicaciones y dispositivos informáticos, permitiendo que puedan dedicar más tiempo a su propia formación, lo que a largo plazo no solo les beneficiará a ellos sino a sus estudiantes”, explica el experto.

Los avances tecnológicos deben ser considerados como aliados de los procesos en cualquier modalidad de educación.

Te puede interesar: Tecnología y su impacto en la educación

La tecnología debe ser trabajada a favor de la educación

Separar la tecnología de los métodos de aprendizaje ya no es una opción.

Esta es parte de la vida de la generación actual y debe ser trabajada a favor del aprendizaje.

Es esencial entender la tecnología educativa como una herramienta para la enseñanza, un beneficio más para la educación que, al lado de contenidos pedagógicos de calidad y buenos profesionales, mejora el reparto de los conocimientos y hace que el alumno llegue todavía más lejos en su aprendizaje.

Para llevar este tipo de método a la realidad de tu institución de enseñanza. Busca alianzas y plataformas adecuadas, que van a ofrecerte todo el soporte y hacer que la tecnología educativa sea tu aliada en el proceso de enseñanza, reseña https://es.eadbox.com.

Medios claves para mejorar las destrezas de los alumnos

Emplear la tecnología en la educación pasa por convertirla en un medio clave para mejorar las destrezas de los alumnos.

El objetivo es engancharlos, motivarlos, inspirarlos a que encuentren en el aula un reflejo de lo que hacen fuera del centro de estudio.

Si smartphones, tabletas y app son parte de su día a día, estas tienen que ser parte de su aprendizaje.

Estudios de compañías como Samsung arroja que una relación directa entre el uso de dispositivos móviles, el acceso a la tecnología y estrategias educativas, permiten a los alumnos acceder al conocimiento en cualquier lugar y momento, respecto a la mejora de habilidades digitales, comunicativas y de un aprendizaje autónomo, describe https://www.abc.es.

Lo que se deben tener presente es que la educación prepara al estudiante para el futuro, pero no hay que olvidar que la familia, la sociedad y el campo laboral también son parte de esta formación.

La tecnología no es el fin, sino el medio para lograr ese fin.

Lee aquí: ¿Cómo influye la tecnología en la educación a distancia?