Tecnología

Una app ayudará a las personas con demencia senil

Una aplicación que evalúa los niveles de dolor, se ha vuelto el complemento ideal para las personas que sufren de demencia senil.

Una app que mide el dolor ayudará a las personas con demencia
Imagen web PainChek®

La empresa australiana PainChek, desarrolló una valiosa aplicación, que utiliza el análisis facial y la inteligencia artificial (IA) para evaluar y puntuar los niveles de dolor, con una precisión superior al 90%, así lo detalló el portal CNN.

Pero una de las grandes ventajas que ha tenido el desarrollo tecnológico, es su capacidad de comunicar los padecimientos de las personas con trastornos de demencia senil, cuyos niveles de dolor, no siempre son fáciles de detectar.

Según la compañía, el dolor a menudo no se reconoce y no se trata en las personas con dificultades de comunicación como la demencia.

De acuerdo a lo informado por Peter Shergill, director de desarrollo de negocio de PainChek, a CNN, “para los humanos es muy difícil decodificar las emociones de la cara de la persona”, explica, por lo cual, “la herramienta aplica inteligencia artificial y algoritmos para descodificar el rostro basados en décadas de investigación”.

La aplicación ayuda a los cuidadores a hacer un diagnostico más claro de estos padecimientos.

Un cuidador graba un breve vídeo de la cara del sujeto utilizando un smartphone, mientras responde a preguntas sobre su comportamiento, movimientos y habla.

Según detalla CNN, la IA de la aplicación “reconoce los movimientos de los músculos faciales asociados al dolor y los combina con las observaciones del cuidador para calcular una puntuación global del dolor”.

“Esto permite al cuidador controlar el efecto de la medicación y el tratamiento a lo largo del tiempo“, señala la web de la compañía.

Una app que mide el dolor ayudará a las personas con demencia
Imagen web PainChek®

La demencia es un síndrome en el que se produce un deterioro de la memoria, el pensamiento, el comportamiento y la capacidad de realizar actividades cotidianas.

De acuerdo a las cifras manejadas por la Organización Mundial de la Salud, al menos 50 millones de personas padecen demencia en todo el mundo, de los cuales, hasta el 80% de las personas que viven en residencias de ancianos con demencia, experimentan regularmente dolor.

Tras el desarrollo de la app, el gobierno australiano asignó hasta 3,8 millones de dólares para que los hogares de atención del país adoptaran PainChek como parte de un ensayo de dos años.

Tecnología a favor de las personas de la tercera edad

Aunque la tecnología se ha asociado por un buen tiempo solo a las personas más jóvenes, los adultos y personas de la tercera edad, pueden tener allí un gran aliado para envejecer de forma inteligente.

Una app que mide el dolor ayudará a las personas con demencia senil

Son muchos los factores que intervienen en el éxito del envejecimiento en el hogar, como tener una casa diseñada para ello, y la tecnología ha ayudado a superar multitud de barreras, como los problemas de movilidad.

En tiempos de pandemia, la telemedicina ha tomado un gran impulso para tratar problemas de salud desde el hogar, ya que las personas mayores pueden contactar con sus médicos sin salir de casa.

Además, pueden utilizar dispositivos para mantenerse en contacto con la familia y pasearse con relojes inteligentes para organizar su vida y controlar su salud.

Según detalla The Village Daily Sun, incluso si llegan a desarrollar problemas de salud como Alzheimer o demencia senil, la tecnología puede ser una herramienta útil para ayudarles.

Un claro ejemplo ha sido, cuando el Departamento de Asuntos de las Personas Mayores de Florida se asoció, en abril de 2020, con la compañía Joy for All Companion Pets de Ageless Innovation, para ayudar a los cuidadores y a los pacientes con demencia senil a luchar contra el aislamiento social dándoles mascotas robóticas terapéuticas, informó el portal.

“La idea es que cuando se les proporciona el lujo de comunicarse con sus parientes y sus familiares, entonces no se sienten aislados”, indicó al medio, Mamoun Mardini, profesor adjunto del Departamento de Envejecimiento e Investigación Geriátrica de la Universidad de Florida.

Te puede interesar: Asilos de New York “extremadamente vulnerables” al covid en la segunda ola