Tecnología

Aeropuerto de San Antonio contará con un robot que mata el coronavirus

El coronavirus paralizó la industria de viajes. Las fronteras se cerraron y los vuelos se redujeron drásticamente a medida que los países actuaron para limitar la propagación del virus y las tecnologías de desinfección se han convertido en puntos claves para la reactivación de los vuelos y aeropuertos de todo el mundo.

Pero ha sido el Aeropuerto Internacional de San Antonio (SAT) el que se ha convertido en el primero del mundo en comprar e implementar el robot Xenex LightStrike para ayudarlo a combatir la COVID-19.

Aeropuerto de San Antonio contará con un robot que mata el coronavirus
Imagen capture Aeropuerto San Antonio

Este innovador invento utiliza la única tecnología de desinfección de habitaciones ultravioleta (UV) para destruir virus y bacterias difíciles de matar que se encuentran en lugares comunes y espacios difíciles de limpiar, y ha sido probado para desactivar el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

En las pruebas realizadas en el Instituto de Investigación Biomédica de Texas, el robot LightStrike destruyó el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, en dos minutos.

Según el aeropuerto, la tecnología LightStrike se usa en las instalaciones de atención médica para destruir patógenos microscópicos que a menudo se encuentran en superficies de alto contacto que pueden causar infecciones asociadas con la atención médica.

Aeropuerto de San Antonio contará con un robot que mata el coronavirus
Imagen capture Aeropuerto San Antonio

“La salud y seguridad de nuestros empleados y pasajeros es nuestra prioridad número uno”, dice Jesús Sáenz, director de aeropuertos de la ciudad de San Antonio.

“La adquisición del robot Xenex LightStrike es solo la última mejora innovadora de nuestras operaciones y esfuerzos diarios para garantizar que viajar a través del Aeropuerto Internacional de San Antonio sea la experiencia más fácil y segura que los pasajeros puedan encontrar”.

El LightStrike portátil puede desinfectar un área en menos de 10-15 minutos sin tiempo de calentamiento o enfriamiento. Esto permitirá el despliegue rápido y fácil del robot para desinfectar áreas de alto tráfico sin interrumpir a los pasajeros.

Operado por el personal de servicios de la terminal, se puede usar en cualquier lugar del aeropuerto, para incluir puentes de reacción, áreas de puertas, mostradores de boletos, reclamo de equipaje, concesiones, ascensores y baños, donde hay superficies de alto contacto o grandes volúmenes de tráfico.

“Nuestro objetivo es brindar el entorno más seguro para nuestros pasajeros. Ya contamos con un proceso integral de saneamiento y desinfección”, dijo Sáenz.

Tecnología contra el coronavirus

Desde que se manipula el pasaporte durante el proceso de facturación, pasando por el control de seguridad hasta realizar compras dentro de la terminal, varios puntos de contacto podrían transmitir gérmenes entre los pasajeros y los empleados.

Si bien los procesos como las colas de facturación o los procedimientos de registro pueden parecer inevitables, las tecnologías emergentes están brindando nuevas soluciones que pueden ayudar a que los procedimientos de procesamiento de los aeropuertos sean más seguros y fluidos sin contacto.

Aeropuerto de San Antonio contará con un robot que mata el coronavirus
Imagen capture Aeropuerto San Antonio

La automatización ofrece aún más potencial en forma de manejo e inspecciones de equipaje automatizadas, mientras que la biometría aceleraría aún más el proceso al reducir la necesidad de verificaciones de identidad manuales.

Distancia social sigue siendo la clave

La pandemia de coronavirus ha provocado un cambio global en la forma en que se perciben muchos espacios públicos, y los aeropuertos no son una excepción. Los países ahora están comenzando a considerar la reapertura a los visitantes extranjeros, pero para la industria aérea, es probable que sea una ruta de regreso larga y turbulenta.

Durante los últimos meses, los expertos en salud han advertido repetidamente a las personas que eviten los espacios abarrotados y mantengan hasta 2 m de espacio entre ellos.

Las medidas de distanciamiento social eventualmente se relajarán. Sin embargo, se anticipa una “nueva definición de límite personal” que obligará a los aeropuertos a adaptarse.

Scott Gorenc, director de diseño del estudio de aviación de Corgan Aviation detalló para Airport Technology que los aeropuertos deben encontrar formas de atraer pasajeros a espacios terminales atípicos.

Sin embargo, en algunos casos, fomentar el distanciamiento social resultará más complicado. Las puertas de salida abarrotadas, por ejemplo, serán difíciles de evitar.

Te puede interesar: Desarrollan robot que toma muestras de coronavirus sin contacto entre médicos y pacientes