Noticias

Super Bowl 2019 sin guacamole… y todo por falta de combustible

Cuando hablamos de Super Bowl en Estados Unidos, uno de los eventos deportivos más importantes del mundo, también hablamos de un consumo masivo de guacamole: es costumbre, y por eso tanto restaurantes como supermercados deben poseer aguacates suficientes para alimentar a toda una nación en un día tan señalado.

Los aguacates que se consumirán durante el Super Bowl provienen hasta en un 80% de México, y cada año cuentan con mayor publicidad en Estados Unidos para que sus ciudadanos obtengan la codiciada fruta y puedan hacer sus preparaciones de guacamole.

Pero la conocida como la ‘época dorada’ del aguacate podría verse en peligro este año debido a la escasez prolongada de combustible en el país azteca, la que imposibilitaría a los productores de aguacate en México enviar su fruta a Estados Unidos.

Te puede interesar: El impacto de la gastronomía mexicana en el mundo

 

Aguacates en crisis

Los esfuerzos del gobierno mexicano para reprimir los años de montaje del robo de combustible han provocado una escasez de combustible de una semana que ha dejado a muchos estados en el centro y el oeste de México en un estado alto y seco.

Entre esos estados se encuentra Michoacán, el principal productor de aguacates del país. Los productores allí esperan enviar 120 mil toneladas para este Super Bowl, 20 mil toneladas más que el año pasado.

Nuestras tres semanas más importantes del año son esta y las dos siguientes. Esto es cuando realizamos el envío para la semana del Super Bowl“, dijo Ramon Paz, portavoz de APEAM, una asociación empresarial que representa a los productores y exportadores mexicanos de aguacate.

Hasta el momento, se han enviado 27 mil toneladas a los Estados Unidos para el Super Bowl, que se llevará a cabo el 3 de febrero en Atlanta, Georgia. El campeonato anual de fútbol es la transmisión televisiva más vista del año en Estados Unidos, y atrae regularmente a más de 100 millones de espectadores.

La escasez de combustible aún no ha afectado las exportaciones a Estados Unidos, pero ha comenzado a obstaculizar el transporte en México para los trabajadores y los aguacates cosechados, agregó Paz.

Además del Super Bowl, los productores mexicanos también tienen que cumplir compromisos con supermercados y restaurantes en los Estados Unidos.

Lee aquí: Las tendencias ‘foodies’ que vienen con el 2019

 

Guacamole o nada

La venta del producto marco una cifras récord en 2016, la final del Super Bowl fue motivo suficiente para que se vendieran 278 millones de piezas en el territorio estadounidense.

“El guacamole y el fútbol van de la mano, por lo que no es de extrañar que el Big Game sea uno de los días de mayor consumo del año para los aguacates Hass”, expresó José Luis Obregón, director ejecutivo de Hass Avocado Board (HAB) en un comunicado publicado en el sitio web de la HAB (la junta que promueve el consumo de aguacate en Estados Unidos).

También puedes leer: Davocadoguy: el hombre detrás del “oro verde”en “Si usted Viera lo que Viera”

Isabel Cisneros