Salud

¿Qué debes hacer para llevar una vida saludable?

Si esperas disfrutar y mantener un estado óptimo de salud, es indispensable que incorpores buenos hábitos a tu estilo de vida. Muchas veces el desconocimiento le gana la partida a los grandes beneficios que conlleva una rutina saludable. Otras veces, la disposición a incorporar nuevas formas de alimentación o el abandono de hábitos nocivos, supone un gran reto.

Y como nunca es tarde para cambiar hábitos, en La Calle TV, hablamos de unos simples y sencillos consejos que pueden brindarte una existencia más saludable.

1.- Moviliza tu cuerpo

Una simple caminata de 30 minutos, durante cinco días a la semana, es suficiente para reducir
significativamente el riesgo de padecer diabetes, tener un infarto o sufrir un ictus. Los niños necesitan más ejercicio, al menos una hora diaria.

Te puede interesar: Las formas más sanas de alargar la vida

El ejercicio no sólo influye a un nivel físico, reduce el estrés, da mayor energía e incluso, mejora el estado de ánimo.

2.- Controla tu colesterol

Controlar el nivel de colesterol es la única forma de asegurar que las arterias no van a bloquearse, lo que puede desembocar en un infarto o un ictus.

Te puede interesar: De esta manera puedes mantener a raya el colesterol

Si el nivel de colesterol es superior a 200 mg/dl es sinónimo de alerta. Las personas que tienen un gen hereditario, que les hace producir demasiado colesterol malo (LDL), deben tratar esta delicada condición.

3.- Controla tu presión arterial

Padecer de tensión alta es el factor de riesgo más importante para la enfermedad cardíaca. La hipertensión genera que la sangre fluya por las arterias con demasiada fuerza, lo que afecta a los órganos vitales, y se recarga el trabajo del corazón, las arterias, los riñones y, en general, es más probable tener problemas cardiovasculares.

Te puede interesarFormas de combatir la hipertensión

Una presión demasiado alta puede causar la muerte casi instantánea. No en vano se le llama el
“asesino silencioso”. Este mal afecta a millones de personas en el mundo y debe ser tratado.

4.- Consume alimentos sanos

La alimentación es el factor de riesgo que causa más muertes y discapacidades. Es vital que disminuyas en tu dieta, el consumo de grasas no saludables, el sodio y los azúcares añadidos e incorpora comidas ricas en fibra y proteína magra, así como frutas y verduras.

Te puede interesar:

5.- Pierde peso

La obesidad aumenta el riesgo de padecer hipertensión, problemas de colesterol y diabetes. La obesidad, es también un factor de riesgo independiente, que aumenta posibilidades de tener un problema cardiovascular.

5 Cosas que podrían estar afectando tu peso, ¡y no lo sabias!

Si el Índice de Masa Corporal es mayor de 25, es señal de alerta, pero si es mayor de 30, existe un riesgo significativo de padecer problemas cardiovasculares y se requiere bajar de peso cuanto antes.

6.- Busca reducir el nivel de azúcar en sangre

La diabetes es una enfermedad tratable, y con la que se puede vivir, pero sólo el hecho de padecerla eleva las posibilidades de padecer un infarto, la causa de muerte más habitual de quienes la sufren. La mejor manera de prevenir la enfermedad es controlando el nivel de azúcar en sangre.

Recomendaciones para evitar la diabetes y/o convivir con ella

Tener un nivel saludable de azúcar en sangre (por debajo de 100 mg/dl de glucosa en ayunas), protege los órganos vitales y aumenta las posibilidades de vivir más tiempo y con mejor calidad. Reduce el consumo de azúcares simples, presentes en los refrescos y los dulces, haz ejercicio regular, y sigue el tratamiento adecuado si padeces diabetes.

7.- Abandona el hábito de fumar

El tabaco está relacionado directamente con un gran número de muertes prematuras. Los pulmones notan que se ha dejado el tabaco tras la primera semana, y empiezan a limpiarse y a sanarse.

Te puede interesar:

Fumar daña el sistema circulatorio, aumenta el riesgo de padecer aneurismas y enfermedades coronarias y fomenta la aparición de coágulos en la sangre. Sus efectos son acumulativos y puede conducir a un infarto o un ictus, además de cáncer pulmonar.

Atamayca Jiménez