Salud

Las bebidas ‘healthy’ cobran fuerza

Las bebidas healthy cobran fuerza

El consumo de refrescos azucarados es uno de los hábitos más aceptados en nuestra sociedad.

Considerado uno de los cinco venenos blancos, el azúcar añadido todavía tiene demasiada presencia en nuestra dieta, a pesar de que los dietistas explican constantemente su nocivo efecto.

La coctelería “healthy”, que cada día cobra más fuerza, se plantea no solamente como una tendencia en el mundo de la gastronomía, sino como un must que incluye a todas aquellas personas, amantes de lo foodie y que están pendientes de su salud o simplemente que no les complace beber alcohol.

Te puede interesar: Bebidas azucaradas elevan el riesgo de muerte

Por qué NO deberías tomar refrescos

El azúcar genera caries, problemas metabólicos y te predispone a enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer”, afirma Beatriz Larrea, experta en nutrición y belleza holística y autora del libro ‘Detox para cambiar tu vida’, sobre algunos de sus peligros.

“Los refrescos son una bomba de azúcar: una lata de refresco tiene entre 9 y 10 terrones de azúcar, una cantidad preocupante”, continúa.

Tampoco las versiones light o sin azúcar son, según ella, una alternativa mejor, opinión que comparten las dietistas Victoria Lozada y Laura Parada.

Tanto los lights y 0% azúcar como los refrescos clásicos tienen otro gran problema (comparable, de nuevo, al tabaco): generan adicción.

Son alimentos ultra-procecesados sin ningún interés nutricional.

Si eres consumidora habitual de refrescos, las expertas aconsejan ir reduciendo su consumo poco a poco para ir perdiendo de forma progresiva este hábito.

Conscientes de la nueva tendencia hacia lo ‘zero’, las marcas trabajan por ofrecer al público aquello que pide: bebidas refrescantes con menos azúcar, con edulcorantes y cuyo valor energético sea el mínimo posible.

Esto se consigue con la reformulación de los productos clásicos, pero, también, con el lanzamiento de productos nuevos que cumplan el compromiso de vida saludable.

Bebidas saludables a la orden del día

Dejar de consumir refrescos no es sencillo para los adictos a él, pero existen bebidas ricas e hidratantes.

Té verde bien frío

El té negro: el buen aliado para adelgazar

Esta infusión es famosa por su capacidad antioxidante, imprescindible para combatir a los radicales libres que se producen de forma habitual en el organismo.

Pero su mayor secreto es su efecto quemagrasa.

Es rico en cafeína, por lo que favorece la eliminación del exceso de grasa de las células. Ten una botella en la nevera lista para tomar.

La limonada de siempre: Tan simple como agua y limón, con un toque dulce (al gusto). Es refrescante, quita la sed y alcaliniza el organismo.

Agua de coco

Es una bebida extraída del coco y repleta de nutrientes tales como: potasio, magnesio, vitamina C o calcio.

Además, es baja en calorías, y perfecta como bebida isotónica para recuperar fuerzas después de ir al gym o practicar ejercicio.

Agua de la fruta que tú quieras

Estas infusiones naturales se hacen en un ‘pis pas’ y son muy saludables.

Puedes mezclar agua con fresas, con limón y albahaca, agua con trozos de naranja, agua con menta y sandía, con pepino, con limón, miel y menta. El límite es tu imaginación.

Isabel Cisneros