Politics

Entre protestas y sillas vacías recibieron a Maduro en Nueva York

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro arribó a Nueva York para pronunciar un discurso imprevisto en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en cuyos alrededores un grupo de manifestantes protestaron por su llegada mientras el emiciclo permaneció con muy pocas personas.

 

 

Un grupo de manifestatntes venezolanos y nicaraguenses que se encontraban a las afueras de la sede de la ONU exclamaban “¡Menos diplomacia más acciones!” a manera de consigna en rechazo a la visita de los presidentes Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

Te puede interesarNicaragua: una revolución que surge entre represión y sangre

Durante el discurso de Maduro, que en un principio estaría a cargo del canciller Jorge Arreaza, en la 73° Asamblea General de la ONU el auditorio permaneció con muy pocas personas. Allí, el presidente se refirió a “una ofensiva” diplomática contra el país asegurando que las “investigaciones” conducen a que el atentado en su contra (ocurridoel 4 de agosto) se financió y planificó desde EE.UU y pidió que se nombre un delegado especial que lidere un estudio independiente sobre el hecho, sugiriendo que el FBI se incorpore a las pesquisas.

Maduro emitió fuertes declaraciónes contra Norteamérica: “Estados Unidos niega el derecho que nos hemos ganado de gobernar como sea necesario“, señaló el mandatario, quien también agregó: “En Venezuela creemos en el diálogo político como la formar de resolver conflictos“.

En relación al tema de migración venezolana aseguró: “Se ha fabricado una crisis migratoria que se cae por su propio peso que pretende desviar las verdaderas crisis migratorias que hay en el mundo”.

Maduro además indicó que a pesar de las inmensas diferencias, estaría dispuesto a sentarse a dialogar con el presidente Trump. “Ratifico la voluntad de diálogo internacional y la voluntad del diálogo político nacional. Abro los brazos para todos los que nos quieren ayudar, respetando la soberanía del país“.

Gran parte de las intervenciones de los mandatarios latinoamericanos han hecho referencia al crisis humanitaria en Venezuela. Por su parte, Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá hicieron oficial una petición para que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) con sede en La Haya investigue supuestos crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Durante una rueda de prensa, al presidente de EE.UU se le preguntó si estaría dispuesto a reunirse con Maduro. A lo que Trump contestó que sí. No obstante, desde la administración se informó que mientras se celebrara la Asamblea General, dicha “reunión” no tendrá lugar.

Te puede interesar: Al chef Salt Bae le está saliendo caro haberle servido a Maduro

Atamayca Jiménez