Películas

Películas animadas inspiradas en México

La cultura mexica es tan rica y variada como internacional. Muchas de sus tradiciones han sido plasmadas en películas y que mejor ejemplo que le éxito que tuvo la cinta animada “Coco”, el film se convirtió en la película más taquillera de toda la historia cinematográfica del país con una recaudación de más de 56 millones de dólares, con muchos boletos vendidos, superando la barrera de los 24 millones de boletos, con una recaudación mundial de $ 806.8 millones.

Pixar se inspira en la festividad mexicana del Día de los Muertos para dar la forma a la historia un niño con una gran pasión por la música que vive en una familia que la odia a muerte. No le queda otro remedio que actuar por su cuenta, acabando en la Tierra de los Muertos en busca de la aprobación de su tatarabuelo, el mítico Ernesto de la Cruz. Un viaje para conocerse mejor a sí mismo y que le permite valorar mejor lo que supone formar parte de una familia y las consecuencias de la muerte.

El guion firmado por Adrián Molina y Matthew Aldrich opta por abordar eso desde una ligereza inicial para ir evolucionando a medida que el protagonista va descubriendo cosas. De esta forma, el espectador percibe mejor su viaje y lo hace a través de una dinámica aventura en la que muchos quizá echen en falta una mayor profundidad durante ciertos minutos. No voy a negar que así sea, pero es que “Coco” no quiere tiempos muertos e intenta ir hacia delante en todo momento sin caer en el error de convertirse en un correcalles.

Coco ha sido aclamada por la crítica. El largometraje ganó las dos categorías en las que se encontraba nominado en los premios Óscar. El filme resultó ganador por mejor largometraje animado y mejor canción original, por Remember Me.

También existen otras cintas animadas que han sido inspiradas en el país Azteca, algunas de ellas son:

El libro de la vida (2014)

Esta historia creada por el director mexicano Jorge R. Gutiérrez se centra en un mensaje que a veces nos es difícil comunicarles a los más pequeños: celebrar el pasado mientras esperamos con ansia el futuro, pero además tiene un personaje que tus hijas van a amar (y te encantará que lo hagan), María.

El Libro de la Vida cuenta la historia de Manolo, un chico que se siente presionado para ser lo que su familia espera de él, pero al mismo tiempo quiere seguir lo que le dicta su corazón. Mientras trata de descubrir qué camino tomar se embarca en una aventura extraordinaria que lo obliga a enfrentar sus miedos más grandes. Es una caricatura repleta de costumbres mexicanas que rara vez vemos en el cine.

La marca del Jaguar (2009)

“Cuando el ciclo del tiempo llegó a su fin, la única esperanza era despertar el fuego sagrado que salvaría al sol del inframundo, que era recibido cada mañana por el pueblo azteca en forma de la serpiente de luz, bastión de Huitzilopochtli. Así comienza esta historia”.

Basado en el Códice borbónico, un manuscrito mexica compuesto de cuatros secciones, este largometraje mexicano tuvo como propósito central retomar las raíces mexicanas. La historia se basó en datos fidedignos y personajes históricos del pasado prehispánico.

Aunque el filme conserva la estética gráfica del animé japonés, la historia enaltece completamente el pasado prehispánico de México y se centra en las aventuras del guerrero Xilacatzin, cuyas proezas quedaron documentadas en los textos de La Visión de los Vencidos de Miguel León Portilla, traducción que hace del cronista Fray Bernardino de Sahagún.

El Ocelotl Company, una productora de Guadalajara, fue la responsable de realizar este proyecto.

Una película de Huevo (2006)

Toto es un huevito sagaz y simpático que no quiere convertirse en un simple desayuno sino que sueña con transformarse en un gran pollo de granja. Así que, junto con su compañero Willy y un Tocino de muy baja inteligencia, emprende una emocionante aventura para llegar a “las granjas el pollón”. Toto y Willy, ayudados de la valiente huevita Bibi y otros amigos, tendrán que sortear un par de comadrejas hambrientas, atravesar valientemente la casa de los fenómenos, enfrentar a una pandilla de huevos de reptil y amaestrar pájaros para lograr su cometido.

Hasta los huesos (2002)

La muerte siempre ha sido un tema fundamental en la cultura mexicana y el Día de Muertos, celebración dedicada a los santos difuntos, es una prueba de ello. Los mexicanos nos reímos de la muerte, le coqueteamos e incluso nos tomamos un trago de mezcal con ella, y es precisamente este juego entre la vida y la muerte la que se retrata en este cortometraje de animación.

Usando stop-motion y animación digital, el director René Castillo, nos transporta hasta una cantina mexicana de ultratumba, donde veremos a calaveras vestidas a la usanza de los años revolucionarios, mientras disfrutan de unas copas de tequila y música; ahí, el personaje principal, un hombre que por accidente fue enterrado vivo, será seducido por la Catrina.

Vale la pena ver este cortometraje, que contó con la participación de Café Tacuba y Eugenia León. Hasta los Huesos ganó premios en más de 60 festivales de cine internacionales, entre ellos, tres premios en el Festival de Annecy, donde el director Tim Burton se inspiró para alguno de los visuales de su cinta Corpse Bride de 2005.

Isabel Cisneros