Nueva York

Tasa de infección está en 6.2% en zonas rojas de NYC y crece la preocupación por una segunda ola

Los vecindarios calificados como “zonas rojas” registran una tasa de infección de 6.2% de covid-19 desde que se implementaron las nuevas restricciones para evitar la propagación.
tasa de infección

En su reporte diario sobre la evolución del coronavirus en Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo informó que las “zonas rojas” de NYC registran una tasa de infección de 6.2%, lo que significa que todavía no se evidencia una disminución que pueda dar inicio a quitar las medidas de restricción.

La tasa de infección de estas zonas aumentaron significativamente de lunes a martes, pasando de 3.7% a 4.13%, el balance que ofreció este miércoles el gobernador Cuomo revela que todavía existe un promedio relativamente alto en estas áreas.

Con base a la información detallada por Cuomo, cuando se combinan los datos de las “zonas rojas” y las cifras estatales, el estado de Nueva York registra una tasa de infección de 1.1%, un porcentaje considerablemente bajo en comparación con lo que vivió el estado en los meses de abril y mayo.

A pesar de que, el estado continúa registrado una tasa de infección relativamente baja, las autoridades de salud han mostrado su preocupación por el nivel de contagio que están registrando las “zonas rojas” de la ciudad de Nueva York.

El gobernador Cuomo agregó que “ese número es más bajo que las tasas de positividad de muchos estados en este momento. Llamamos al 6.2% una zona roja”.

Agregó que los grupos de covid-19 sigan registrándose por lo menos un año más, especificamente porque aunque llegue la vacuna contra el virus, no toda la población podrá tener acceso a ella, “esto podría durar varios años a menos que asuma que el 100% de la población está vacunada”, añadió.

Restricciones más drásticas en las zonas rojas

Ante el panorama que viven más de 10 vecindarios en la ciudad de Nueva York, las autoridades estatales han tomado medidas más drásticas para aquellas personas que violen las medidas de restricción impuestas en las “zonas rojas”.

El gobernador Cuomo mantiene su postura de las medidas en estas zonas para evitar que más casos se sigan propagando por el resto de la ciudad. Sin embargo, muchos han sido los que han rechazado estas limitaciones, especialmente los miembros de la comunidad judía ortodoxa.

Desde hace una semana que se implementaron las medidas, pero aún no se ha podido mantener una tasa de positividad por debajo del 5%. Las autoridades indicaron que las restricciones duraran 14 días, pero, si los casos siguen incrementando, se extenderán por más días.

“El virus, a diferencia de lo que dice el presidente, se va a quedar. El virus va a a tener brotes en algunos lugares. Lo que los estados tienen que hacer, porque el gobierno federal no está haciendo nada, es desarrollar una capacidad sofisticada para encontrar esos lugares donde los casos están estallando y atacarlos de inmediato”, indicó el gobernador la mañana de este miércoles 14 de octubre.

El estado de Nueva York continúa con una tasa de infección menor al 2%, pero, no se queda atrás la posibilidad de que los casos se incrementen con la llegada del invierno, como lo han advertido los expertos en salud pública.

En una entrevista ofrecida para CNN, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill De Blasio, expresó que esta semana será crucial para la detención de nuevos casos con la realización de pruebas masivas para lograr que la tasa de infección de estas zonas disminuya.

“Creo que podemos contener la situación, e incluso si la vemos surgir en algunos otros vecindarios, tenemos las piezas en su lugar para contenerla. Pero esta es la semana que tenemos que hacerlo. Esta es la semana en la que tenemos que cambiar el rumbo y asegurarnos de que no haya una segunda ola, porque, Dios sabe, esta ciudad fue el epicentro y no dejaremos que eso suceda otra vez”.

También puedes leer: Nueva York lanza mapa de seguimiento de brotes de COVID-19