Nueva York

Restaurantes de New York podrán ampliar su capacidad a 50% desde este viernes

La industria de los restaurantes vuelve a tomar vida en la Gran Manzana.

Restaurantes de New York podrán ampliar su capacidad a 50% desde este viernes

Desde este 19 de marzo, los restaurantes de Nueva York tendrán permitido atender en el interior de sus establecimientos hasta 50% de su capacidad por primera vez desde que inició la pandemia del coronavirus. 

Una disminución en la tasa de contagio del coronavirus en Nueva York y Nueva Jersey dará licencia a sus negocios para servir comidas y bebidas 15% más a partir de este fin de semana.

Afectados en sus finanzas por la pandemia desde hace un año, los restaurantes de Nueva York notan con optimismo que se acercan días mejores.

Las autoridades gubernamentales anunciaron un cambio favorable en los niveles de aceptación de sus clientes desde este viernes, los cuales se extenderán hasta 50%.

Fueron 365 días sin trabajo los que tuvieron que aceptar los dueños y trabajadores de restaurantes de la Gran Manzana, para evitar la propagación del virus que arrastra la pandemia del COVID-19.

Será desde esta fecha cuando los restaurantes de Nueva York podrán atender desde el interior de sus sitios de trabajo a la mitad de su máximo promedio.

Para los propietarios y empleados de estos negocios de venta de comidas y bebidas, el 2020 ha resultado un año muy difícil, no solo en el aspecto económico sino también por las miles de vidas que se han acabado con el virus.

Lee aquí: A un año del primer caso, más de 1.000 restaurantes han cerrado en New York City

Según la Contraloría de Nueva York, unos 24.000 restaurantes fueron obligados a cerrar desde el inicio de la pandemia; mientras que, cerca de 6.000 se vieron imposibilitados para abrir de nuevo.

Esta crisis sin precedentes golpeó fuertemente a una industria en la que más del 60% de sus empleados son inmigrantes.

Fue un año lleno de lecciones y desafíos en los que muchos de sus propietarios debieron asumir duras decisiones y emprender muchos cambios y nuevos retos para enfrentar y sobrevivir.

La New York Hospitality Alliance expresó que la industria de los restaurantes de Nueva York se han tenido que adaptar para poder continuar con su trabajo, sin embargo, miles de establecimientos han tenido que cerrar sus puertas al no tener cómo mantenerse.

En tanto que esto ocurre, existe una ley de ayuda a restaurantes y empleados de Nueva York, la cual se encuentra todavía en proceso de discusión.

Los bares y restaurantes deberán igualmente cumplir a cabalidad con las normas de bioseguridad establecidas por las autoridades sanitarias, en lo que se refiere al uso obligatorio de la mascarilla, el distanciamiento social, entre otras. 

Por otro lado, estos negocios solo podrán prestar sus servicios dentro de los locales hasta las 11 de la noche, una hora después del toque de queda original de las 10 de la noche, aunque la comida para llevar y la entrega a domicilio estarán disponibles después de esa hora.

De la misma forma, es importante tomar en cuenta que el gobernador Andrew Cuomo, ha declarado en ruedas de prensa que el estado tiene previsto reevaluar el toque de queda en abril.

El consumo al aire libre se extiende para los más de 30.000 negocios que son parte del programa de restaurantes abiertos de la ciudad. 

Ciertos vecindarios han empezado a innovar en espacios de sus calles para disfrutar de cenas al aire libre, lo cual resultará una excelente iniciativa para cuando se acerque la época de primavera.

Algunos propietarios y dueños de negocios en Nueva York están ejerciendo presión sobre el gobernador Andrew Cuomo para que amplie el consumo en interiores hasta 75%, como es el caso de muchos restaurantes fuera de la ciudad de Nueva York.

También puedes leer: Restaurantes recibirían millones con el paquete de ayuda