Nueva York

En medio de la crisis renuncia la directora de salud de Nueva York

En medio de la crisis por el coronavirus, la comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York,  Oxiris Barbot, renunció este martes al puesto.

Barbot se habría desempañado en el cargo desde 2018, y estuvo cinco meses al frente de la gestión en la zona más afectada por la pandemia de la COVID-19.

En medio de la crisis renuncia la directora de salud de Nueva York
Imagen: New York Downtown Hospital

Según los reportes de EFE, Barbot tomó la decisión en medio de tensiones con el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, quien nombró un sustituto inmediatamente. El Dr. Dave A. Chokshi, será quien desempañará el cargo.

Chokshi ha ejercido funciones de liderazgo en los hospitales NYC Health +, el sistema de atención de salud pública más grande de la nación.

Según un correo que recoge The New York Times, Barbot, de origen puertorriqueño, comunicó al alcalde su dimisión y destacó:

“Nuestros expertos son reconocidos mundialmente por su trabajo en epidemiología, vigilancia y respuesta. La ciudad estaría bien servida al tenerlos en el centro estratégico de la respuesta, no en un segundo plano”.

Las molestias surgieron dentro del Departamento de Salud cuando los “rastreadores” contratados por la alcaldía de Nueva York para controlar los contagios de coronavirus, fueran gestionados por el sistema de hospitales públicos.

Barbot apoyaba el hecho de que esto fuera gestionado por sus expertos, que han trabajado previamente controlando la tuberculosis, el VIH o el ébola.

La renuncia de Barbot podría renovar las preguntas sobre el manejo del alcalde de Blasio de la respuesta al brote, y llega en un momento en que las escuelas públicas están programadas para abrir parcialmente el próximo mes, lo que podría ser crucial para la recuperación de la ciudad, aumentando el temor de que el brote pueda surgir nuevamente cuando el clima se enfríe.

Severas disputas

Su gestión dentro del departamento no habría sido muy aceptable en los meses recientes.

Según reportó CBS News, Barbot fue atacada en el punto álgido de la pandemia después de que ella tuvo una disputa acalorada con funcionarios de la policía de Nueva York sobre el acceso a máscaras faciales protectoras.

En marzo, cuando los suministros de EPP tenían una gran demanda, la policía de Nueva York solicitó 500,000 máscaras quirúrgicas a la ciudad, pero se les dijo que solo recibirían 50,000. Barbot luego emitió una disculpa por hacer comentarios que ella describió como “lamentables”.

Agitaciones dentro del departamento de salud

La agitación en la parte superior de la agencia de salud de la ciudad surgió a fines de mayo por la decisión del alcalde de ubicar los esfuerzos de localización de contactos de la ciudad dentro de su sistema de hospitales públicos y no en el Departamento de Salud.

La decisión provocó una erupción de ex altos funcionarios de salud pública en la ciudad. Pero Barbot, no planteó públicamente objeciones a la medida. Después de una reunión privada con el alcalde, ella permaneció en su papel.

Barbot señaló que el departamento “debe estar mejor apalancado” mientras la ciudad se prepara para una probable segunda ola de la pandemia. Además dijo que, a pesar de renunciar, su compromiso con la ciudad y la salud pública es “inquebrantable”.

Un compromiso con el que Barbot tiene más de 25 años.

Antes de convertirse en comisionada de salud de la ciudad en diciembre, Barbot fue la primer comisionado adjunta del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad.

Supervisó la implementación de Take Care New York 2020, una agenda de salud basada en datos centrada en abordar los determinantes sociales de la salud y lograr la equidad en salud, y encabezó la creación del Centro para la Equidad en Salud.

Anteriormente se habría desempeñado como comisionada de salud en Baltimore y fue directora médica del sistema de escuelas públicas de la ciudad de Nueva York.

Te puede interesar: Establecen nuevos protocolos para casos de COVID-19 en escuelas de Nueva York