Nueva York

Nueva York celebra el 50 aniversario del Pride con celebraciones virtuales

Nueva York celebró este domingo el Día del Orgullo LGBTI sin su multitudinario desfile, sino con celebraciones virtuales del Pride en su 50 aniversario.

Nueva York

La reivindicación por los derechos y libertades de esta comunidad se dio con una marcha alternativa sumó fuerzas con el movimiento Black Lives Matter (BLM).

Si bien los organizadores (NYC Pride) llenaron el evento virtual de estrellas como la cantante Janelle Monáe o el actor Billy Porter, el habitual carácter festivo de la cita tomó un matiz más serio en el contexto de las protestas antirracistas que se suceden en EE.UU. desde la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco a finales de mayo.

El directo, con duración de dos horas, retransmitió desde la puerta del icónico bar Stonewall, donde el 28 de junio de 1969 se produjeron los violentos enfrentamientos entre la clientela gay y la policía que dieron paso al movimiento en favor de los derechos de los homosexuales, con una actuación dedicada a “cada vida negra trans perdida”.

En el Stonewall, que ha pedido ayuda para evitar su cierre debido a la pandemia, colgaba un cartel que decía “El Orgullo es una revuelta #BLM”, y a unos metros se había instalado un altar con flores y nombres como el de Layleen Polanco, una mujer transexual de origen dominicano que murió hace un año en la prisión de Rikers Island y cuyo trato por parte de la Justicia ha generado indignación.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, intervino en el programa desde una caravana de vehículos con banderas arcoíris y globos que avanzaron por calles inusualmente despobladas para esta fecha, en la que se cumplen 50 años desde que se celebró el primer Desfile del Orgullo en Nueva York, pero aseguró que “el sentimiento no tiene por qué desaparecer por el coronavirus”.

Los embajadores del desfile

Entre las figuras homenajeadas este año como embajadores del desfile estuvieron The Ali Forner Center, que lucha contra la mendicidad, así como los activistas Dan Levy, Yanzi Peng y Victoria Cruz.

A primera hora de la tarde centenares de personas salieron a las calles para participar en una marcha alternativa en defensa de los derechos de los LGBTI llamada “Queer Liberation March for Trans and Queer Black Lives” (Marcha de Liberación Queer por las vidas negras queer y trans), que también se solidarizaba con el movimiento BLM.

Nueva York

Organizada por Reclaim Pride Coalition (Coalición para recuperar el Orgullo), que aglutina a unos 50 grupos activistas, la manifestación se dio cita poco antes de que acabara el “show” virtual cerca de la Alcaldía de Nueva York, donde decenas de personas han acampado para reclamar que se retiren 1.000 millones en fondos a la Policía local y se destinen a la comunidad negra.

Con camisetas de “Black Trans Lives Matter”, los portavoces reclamaron luchar “por las vidas negras y contra la brutalidad policial” en la plaza de Foley Square, y recordaron los nombres de víctimas como Layleen Polanco, Breonna Taylor, Sandra Bland o George Floyd frente a una multitud que portaba lemas como “Queremos vivir libres” o “Defund NYPD” (quiten fondos a la Policía).

Defendiendo el carácter de protesta

Defendiendo el carácter de protesta que tenía el Desfile del Orgullo LGTBI en sus raíces, los organizadores declararon que el “Orgullo corporativo está cancelado“, en referencia al evento oficial patrocinado por grandes empresas, e iniciaron una marcha pacífica, con banderas arcoíris y negras, hacia la plaza de Washington Square, al sur de Manhattan.

Hubo protestas, banderas del arcoíris y actuaciones: después de todo, fue el orgullo LGBTQ. Pero lo que normalmente era un torrente en las calles de la ciudad de Nueva York se veía un poco diferente este año, gracias a las reglas de distanciamiento social requeridas por el coronavirus.

Con el desfile masivo del Orgullo de la ciudad cancelado, las actuaciones del domingo fueron virtuales, las banderas volaron más vacías que los espacios normales y los manifestantes quedaron enmascarados.

La interrupción causada por el virus sería un agravante en cualquier año, pero particularmente en este, el 50 aniversario de la primera marcha del Orgullo en la ciudad de Nueva York.

Es una gran cosa ver porque el Orgullo original comenzó con el movimiento de los derechos civiles”, relató Matthew Fischer mientras distribuía desinfectante para manos el domingo en Foley Square.

Realmente volveremos a las raíces

“Así que realmente volveremos a las raíces de eso y nos aseguraremos de abarcar todo lo que permita a las personas ser quienes son”.

Fischer dijo que fue importante este año mostrar cooperación entre las comunidades Black y LGBTQ, dada la reciente muerte de George Floyd y otros que han provocado manifestaciones contra la brutalidad policial.

Un cartel que anunciaba abrazos gratis

Varias personas en la multitud en Foley Square sostenían letreros que decían “All Black Lives Matter”, con un puño negro rodeado de colores del arco iris. La mayoría usaba máscaras, aunque algunos desecharon el distanciamiento social en favor de abrazar a los amigos. Un hombre sostenía un cartel que anunciaba abrazos gratis.

La primera marcha del Orgullo, el 28 de junio de 1970, fue un marcador de los levantamientos de Stonewall del año anterior en el West Village de la ciudad de Nueva York que ayudó a impulsar un movimiento global LGBTQ.

Inicialmente llamado el Día de la Liberación de Christopher Street en marzo, se parecía mucho a las protestas que se han extendido por las calles de la ciudad de Nueva York a diario en las últimas semanas por la injusticia racial. Los manifestantes irrumpieron en Central Park, cantando “¡Poder gay!” y “¡Gay y orgulloso!”

Siguieron el ejemplo de Nueva York

Las ciudades de todo el mundo en los años siguientes siguieron el ejemplo de Nueva York y organizaron eventos conmemorativos.

El histórico Stonewall Inn, conocido como el lugar de nacimiento del movimiento por los derechos de los homosexuales, suspendió a sus empleados y ha estado encerrado durante más de tres meses en medio de la pandemia.

Nueva York

Pero anunció el domingo que recibirá una contribución de $ 250,000 de la Fundación Gill, dinero que se destinará a varios meses de alquiler y servicios públicos.

“No creo que las cosas vuelvan a la normalidad hasta que haya una vacuna, por lo que esta es una línea vital muy necesaria”, dijo la copropietaria Stacy Lentz a The Associated Press. “Sería devastador pensar en caminar por la calle Christopher y ver que el edificio está cerrado”.

Marcha de Liberación Queer

Mientras tanto, la Marcha de Liberación Queer por las Vidas Negras y contra la brutalidad policial marchó desde el Bajo Manhattan hacia el Parque Washington Square.

Los organizadores son activistas que realizaron una marcha de protesta el año pasado como alternativa al desfile principal del Orgullo, diciendo que se había vuelto demasiado corporativo.

El grupo escribió en Twitter que la policía se había vuelto agresiva más tarde en la tarde, diciendo que terminó su transmisión en vivo de la marcha temprano porque la policía estaba usando gas pimienta y haciendo arrestos.

Joseph Engargeau temía que no hubiera ningún evento este año debido a las restricciones de coronavirus. En cambio, sintió que esta versión reducida se parecía más al primer Orgullo que al evento masivo en que se convirtió el desfile.

Con una máscara de arcoíris

Engargeau, con una máscara de arcoíris, recordó que a través de los años ha visto a turistas tomar fotos del Stonewall, solo para darse cuenta de que no parece nada especial.

“Es simplemente este lugar de nada”, señaló, “pero significaba todo”.

Otras celebraciones del día fueron visuales. En el Rockefeller Center, se colocaron más de 100 banderas del arco iris alrededor de la pista central, y la plaza se iluminó con los colores del arco iris.

En West Village, se esperaba que una instalación de arte de luz de arco iris al lado del Stonewall Inn iluminara el cielo en homenaje a la sublevación y la marcha original, así como a aquellos que han marchado y luchado a lo largo de los años.

“El sentimiento no desaparece por el coronavirus”

“El sentimiento no desaparece por el coronavirus”, dijo el alcalde Bill de Blasio en una entrevista con WABC-TV.

Las reuniones de grandes grupos de personas aún están prohibidas en la ciudad de Nueva York como parte de un esfuerzo por controlar la propagación del coronavirus. Otros desfiles cancelados esta primavera incluyeron el desfile del Día de San Patricio y el desfile del Día de Puerto Rico.

Te puede interesar: Katy Perry, Ricky Martin y más celebraron el ‘Can’t Cancel Pride’ al lado de la comunidad LGTBQ+