Nueva York

Nueva York añade 12.000 muertes al recuento de COVID

La nueva gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, reconoció que se habrían producido casi 12.000 muertes más en el estado por COVID-19 de las que había hecho públicas su predecesor, Andrew Cuomo.

Nueva York añade 12.000 muertes al recuento de COVID

Según los datos de los certificados de defunción enviados a los CDC, Nueva York cuenta ahora con cerca de 55.400 muertos por COVID-19, frente a los cerca de 43.400 que Cuomo había comunicado al público hasta el lunes, su último día en el cargo.

“Ahora estamos dando a conocer más datos de los que se habían dado a conocer antes públicamente, para que la gente sepa que las muertes en residencias de ancianos y las muertes en hospitales son consistentes con lo que muestra el CDC”, dijo Hochul el miércoles en MSNBC.

“Hay muchas cosas que no estaban ocurriendo y voy a hacer que ocurran. La transparencia será el sello de mi administración”.

The Associated Press informó por primera vez en julio sobre la gran discrepancia entre las cifras de víctimas mortales publicadas por el gobierno de Cuomo y las cifras que el estado comunicaba al CCD.

Los datos utilizados por Cuomo en sus sesiones para los medios de comunicación sólo incluía las muertes por COVID-19 confirmadas por laboratorio y comunicadas a través de un sistema estatal que recoge datos de hospitales, residencias de ancianos y centros de atención a adultos.

Esto significa que el recuento excluye a las personas que murieron en casa, en un centro de cuidados paliativos, en prisiones estatales o en hogares estatales para personas con discapacidad. También excluyó a las personas que probablemente murieron de COVID-19 pero que nunca obtuvieron un resultado positivo para confirmar el diagnóstico.

Esa cifra inferior favorecida por el gobierno de Cuomo seguía apareciendo en la actualización diaria publicada por la oficina de Hochul el martes, pero con una explicación sobre por qué era un recuento incompleto.

“Hay muertes presuntas y confirmadas. La gente debería saber ambas cosas”, dijo Hochul en una comparecencia el miércoles por la mañana en NPR.

“Además, a partir de ayer, estamos utilizando las cifras de los CDC, que serán consistentes. Así que no hay oportunidad de enmascarar esas cifras, ni quiero enmascararlas. El público merece una imagen clara y honesta de lo que está ocurriendo. Y eso, sea bueno o malo, necesitan saber la verdad. Y así es como restauramos la confianza”.

En su primer día como gobernadora de Nueva York, Hochul también pidió a los funcionarios de salud del estado que impusieran un mandato de mascarilla universal en las escuelas públicas y privadas y dijo que quería instituir mandatos de vacuna o prueba Covid para los empleados en las escuelas.

Los críticos de Cuomo llevaban tiempo acusándole de manipular las estadísticas de los coronavirus para lucir su imagen de líder en materia de pandemias.

Los fiscales federales lanzaron previamente una investigación que examinaba el manejo de datos por parte de su administración en torno a las muertes de pacientes en residencias de ancianos.

Piden rendición de cuentas sobre muertes en residencias de ancianos en New York

Bajo el mandato de Cuomo, Nueva York había minimizado el número de muertes en residencias de ancianos, ya que excluía a quienes murieron tras ser trasladados a hospitales.

El año pasado, Cuomo utilizó esas cifras más bajas para afirmar erróneamente que en Nueva York había un porcentaje mucho menor en residentes de asilos que morían a causa del COVID-19 que en otros estados.

El comité judicial de la Asamblea estatal también ha estado investigando esta cuestión como parte de una amplia investigación de impugnación, y está sopesando la posibilidad de incluir esas conclusiones en un informe público.

Fuente CBS News.

También puedes leer: New York City exigirá prueba de vacunación para empleados de escuelas