Nueva York

New York: éxodo en masa de compradores de vivienda

New York ya no es la gran favorita tras la pandemia, y Manhattan no parece ser la primera opción para los compradores de viviendas, quienes prefieren residir en los suburbios y en áreas como Brooklyn.

New York éxodo en masa de compradores de vivienda

Muchos compradores están expresando preocupación por los riesgos para la salud de vivir en vecindarios urbanos densamente poblados.

Ante las restricciones de la pandemia, quieren un espacio que la ciudad de Nueva York a menudo no puede ofrecer: un patio para que jueguen sus hijos y una oficina para trabajar de forma remota. Muchos quieren tierras, incluso si eso significa estar más lejos de Manhattan.

Según los reportes de Bloomberg los contratos para comprar apartamentos cooperativos en Manhattan cayeron en un 26% en agosto con respecto al año anterior.

Los acuerdos de condominios pendientes se desplomaron un 38%.

Todo indica que los compradores buscan alejarse del núcleo empresarial de la ciudad, en busca de más espacio para trabajar y aprender desde casa.

Esto también se ha visto reflejado en los más recientes resultados de una encuesta realizada por la agencia inmobiliaria REDFIN, que indican que el interés en las áreas rurales y los suburbios ha aumentado, y el interés en las áreas urbanas ha disminuido.

La demanda suburbana, impulsada en parte por los residentes de la ciudad de Nueva York que pueden trabajar de forma remota mientras las oficinas están cerradas, plantea inquietantes preguntas sobre qué tan rápido la ciudad podrá recuperarse de la pandemia.

Aunque los residentes se han ido de New York hacia los suburbios durante décadas, especialmente para criar a sus hijos en pueblos con escuelas públicas sólidas, es muy difícil predecir si la nueva migración continuará a este ritmo una vez que esté disponible una vacuna para el coronavirus.

Los neoyorquinos están huyendo a los suburbios

New York éxodo en masa de compradores de vivienda

Desde que comenzó la pandemia, los suburbios alrededor de la ciudad de New York, desde Nueva Jersey hasta el condado de Westchester, Connecticut y Long Island, han experimentado una enorme demanda de viviendas de todos los precios, un aumento que no se parece a ningún otro en la memoria reciente, según los funcionarios. agentes inmobiliarios y residentes.

En julio, hubo un aumento del 44 por ciento en las ventas de viviendas para los condados suburbanos que rodean la ciudad en comparación con el año anterior, según Miller Samuel Real Estate Appraisers & Consultants.

El aumento fue del 112 por ciento en Westchester, justo al norte de la ciudad de Nueva York.

Muchas empresas y trabajadores se han sentido mucho más cómodos con el trabajo remoto durante el brote, lo que sugiere que los suburbios seguirán siendo muy atractivos en el futuro previsible.

Algunos compradores les han dicho a los corredores que están preocupados por los informes sobre el aumento de la delincuencia en la ciudad de Nueva York, dijeron agentes de bienes raíces. (El crimen general no ha aumentado en la ciudad, pero los tiroteos sí, según muestran los datos del Departamento de Policía).

La gente de New York viene con un sentido de urgencia, y lo que quieren es espacio”, dijo James Hughes, un agente de bienes raíces en Nueva Jersey, al al New York Times, quien agregó que aproximadamente el 60 por ciento de los compradores potenciales de sus propiedades viven en el ciudad. “La demanda es una locura”.

Las mudanzas aumentan

Las empresas de mudanzas han dicho que no pueden satisfacer la demanda.

Metropolis Moving en Brooklyn dijo que la cantidad de cotizaciones para mudanzas fuera del estado aumentó en más del 200 por ciento en mayo y en junio en comparación con esos meses del año pasado, y en más del 165 por ciento en julio en comparación con hace un año.

La mayoría de las personas que buscaban cotizaciones se estaban mudando a los suburbios de la ciudad, dijo, aunque otras se estaban mudando a áreas que se extendían desde Washington, DC hasta Boston.

También puedes leer: Neoyorquinos compran casas hasta sin verlas en los suburbios, huyen de la criminalidad