Nueva York

El oeste de Manhattan dominado por indigentes y drogadictos

Manhattan dominada por indigentes. La pandemia de la covid-19 ha hecho que los indigentes y drogadictos se adueñen de las calles del oeste del Upper West Side, situación que mantiene “aterrorizada” a los habitantes por el aumento de los crímenes y robos dentro de la zona.

Manhattan

Cientos de personas sin hogares se han mudado a los hoteles de lujo de la comunidad del oeste de Manhattan como parte de un esfuerzo de las autoridades de Nueva York para evitar los brotes de covid-19 en esta población vulnerable.

Esta situación mantiene a los habitantes preocupados y atemorizados debido a que, las personas sin hogar orinan, duermen y consumen drogas en plena calle de Manhattan y a la luz del día, lo que también ha hecho que se incremente la violencia y la criminalidad en una zona que no estaba acostumbrada a vivir entre indigentes.

El pasado mes de julio se conoció que al menos 139 hoteles icónicos de Nueva York, los cuales habían permanecido cerrados a consecuencia de la pandemia, se ofrecieron a recibir a las personas sin hogares por un costo de 175 dólares por noche, esto como un plan generado para poder evitar la propagación del virus en los refugios de los indigentes, así lo señala un reporte hecho por el Daily Mail.

Los habitantes han mostrado su rechazo, pero otros, simplemente han abandonado la ciudad por el aumento de la delincuencia y de la presencia de indigentes en las calles.

Los indigentes se han “adueñado” del oeste de Manhattan, montan sus campamentos en las avenidas y calles, mientras que los habitantes tienen que acostumbrarse a esta nueva “cotidianidad”.

Manhattan vive entre los indigentes y la delincuencia

La crisis por la pandemia ha hecho que muchos neoyorquinos se vean en la necesidad de abandonar sus hogares en la Gran Manzana. El covid-19 ha desgastado a “la ciudad que nunca duerme”; los tiroteos, robos y crímenes han aumentando de manera exponencial en comparación con el mismo periodo del año pasado y los habitantes temen porque la situación continúe.

A pesar de las denuncias por parte de las comunidades de Nueva York, las autoridades no han logrado disminuir la tasa de criminalidad en la ciudad, al contrario, según las estadísticas ofrecidas por el NYPD, la violencia ha incrementado a medida que pasan los días.

El pasado viernes se contabilizaron alrededor de 12 tiroteos en Manhattan, Brooklyn, Queens y El Bronx, de acuerdo a una información ofrecida por fuentes policiales a The Post. Durante el fin de semana se contabilizaron 4 muertos, entre ellos un oficial de la policía, y más de 20 heridos en varios tiroteos registrados en Nueva York.

Manhattan

Los tiroteos se incrementan en la Gran Manzana

Hasta el pasado 9 de agosto, Nueva York había registrado 833 tiroteos, los cuales dejaron un saldo de 1.017 víctimas. Estos datos son relativamente altos comparados con los 466 tiroteos registrados el año pasado, que dejaron 551 víctimas.

La tasa de homicidios también está aumentando. El pasado domingo 27 de julio, Nueva York registró 7 homicidios. En las dos últimas semanas del mes de julio, los tiroteos han aumentado en el mes de junio, 176% en comparación al mismo periodo del año 2019.

La criminalidad en Manhattan ha aumentado por tres posibles razones: la paralización por la pandemia, el recorte de presupuesto en el Departamento de Policía de NY y la liberación de delincuentes para evitar contagios dentro de las cárceles.

A los neoyorquinos les ha cambiado su estilo de vida, sus rutinas, su cotidianidad, y muchas familias han tomado la decisión de huir en búsqueda de una mejor condición de vida.

También te puede interesar: Debacle en Nueva York: el peor panorama económico después de la pandemia