Nueva York

Hospitalizaciones por COVID-19 en Nueva York son las más altas desde el 15 de julio

Según declaraciones recientes del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el número de neoyorquinos hospitalizados con el coronavirus continúa aumentando.

Hospitalizaciones por COVID-19 en Nueva York son las más altas desde el 15 de julio

Cuomo anunció que 826 personas fueron hospitalizadas con el virus, el número más alto desde el 15 de julio. Los funcionarios estatales dijeron que ocho neoyorquinos murieron el viernes por el coronavirus.

Los pacientes en las unidades de cuidados intensivos también aumentaron hasta 186 el sábado, en comparación con 120 personas hace un mes, un aumento del 55 por ciento.

Sin embargo, las muertes siguen siendo bajas, con cinco muertes reportadas en todo el estado el sábado.

Cuomo mencionó brevemente que las personas que están siendo hospitalizadas a mayores tasas son las que viven en zonas de “puntos calientes” de COVID-19, o lo que el estado ahora llama “zonas rojas”.

A pesar del número, el gobernador insistió en que “las cifras siguen siendo buenas noticias”, y señaló que los funcionarios de salud pública rastrearon el 18% de las pruebas positivas esta semana hasta la “Zona Roja” que alberga al 2,8% de la población del estado.

Precisamente en estos “puntos calientes” de COVID-19, las autoridades han incrementado su enfoque en prohibir las reuniones masivas.

La tasa de positividad del estado de Nueva York sin las áreas de enfoque de la Zona Roja incluidas fue del 0,84 por ciento, e incluyendo estas áreas de enfoques, cayó al 0,96 por ciento ayer.

Han surgido seis grupos de coronavirus en Brooklyn y Queens, así como en los condados de Broome, Orange y Rockland. El estado ha cerrado escuelas y negocios no esenciales en esas áreas y reuniones limitadas.

Más vecindarios en Brooklyn y Queens registran alza de casos de coronavirus

“Va a tomar el trabajo de todos nosotros ahora para asegurarnos de no retroceder en nuestro progreso duramente reñido”, dijo Cuomo en un comunicado.

“Todos debemos seguir usando nuestras máscaras, lavarnos las manos, permanecer socialmente distantes y, sobre todo, mantener la dureza de Nueva York”.

Cuomo dijo que las infecciones son predominantemente en las comunidades judías, donde las personas continúan yendo a los servicios de adoración en grandes cantidades.

Reuniones religiosas deben someterse a las leyes

El obispo Nicholas DiMarzio, de la Diócesis Católica de Brooklyn, dijo a CBS News el sábado que los funcionarios de la iglesia “no tienen otra opción” que cumplir con las nuevas restricciones que limitan temporalmente el tamaño de las reuniones religiosas en los puntos calientes de COVID-19.

Hospitalizaciones por COVID-19 en Nueva York son las más altas desde el 15 de julio 2

Las restricciones limitan la asistencia a todos los lugares de culto al 25% de la capacidad, o un máximo de 10 personas.

La diócesis había demandado al estado en un tribunal federal esta semana, diciendo que el plan de Cuomo obligaría efectivamente a más de dos docenas de sus iglesias a cerrar sus puertas a pesar de que “han sido reabiertas durante meses en estricto cumplimiento de todas las directrices médicas y gubernamentales sin ningún COVID”.

El juez federal de distrito Eric Komitee calificó el caso de “decisión difícil”, pero se puso del lado de Cuomo al negar la solicitud de la iglesia de una orden de restricción temporal.

El gobierno, dictaminó el viernes por la noche, “tiene una amplia libertad para manejar la propagación de enfermedades mortales bajo el precedente de la Corte Suprema”.

“No hay razón para esta última interferencia con nuestro derecho de la Primera Enmienda de celebrar la misa juntos”, dijo DiMarzio en un comunicado en respuesta al fallo.

“Así que continuaremos presionando a los tribunales y a nuestros funcionarios electos para que pongan fin a esto lo antes posible”.

El fallo siguió a una decisión similar emitida el viernes por otro juez en el Distrito Este de Nueva York que se negó a bloquear el plan de Cuomo.

Ese fallo siguió a una audiencia de emergencia en una demanda presentada por rabinos y sinagogas que dijeron que las restricciones eran inconstitucionales y que buscaban retrasar la aplicación hasta después de los días santos judíos.

También puedes leer: Los negocios de NYC enfrentarán multas si no cumplen con las restricciones