Nueva York

Cuomo: comidas bajo techo en Nueva York son “negligentes” e “imprudentes”

El debate entre permitir a los restaurantes de Nueva York las comidas bajo techo o no, parece no llegar a su fin.

Cuomo comidas bajo techo en Nueva York son negligentes e imprudentes
Gov. Andrew Cuomo.
(Imagen Metropolitan Transportation Authority of the State of New York)

El gobernador Andrew Cuomo ha vuelto a hacer hincapié en que no se permitirá las comidas bajo techo en la ciudad de Nueva York hasta que se tenga un plan de aplicación adecuado y ampliado para el distanciamiento social.

“Soy muy consciente del dolor económico que enfrentan los restaurantes … Si contamos con el mecanismo de aplicación, entonces podemos hablar de abrir restaurantes. Sería negligente e imprudente abrir un comedor interior sabiendo que tiene problemas en el norte del estado de Nueva York, que el cumplimiento es un problema y que no tiene un mecanismo para aplicarlo. Todavía estamos trabajando en eso porque creo que los gobiernos locales podrían ayudarnos a lograr este objetivo si quisieran ”.

Cuando se le preguntó por qué Long Island podría implementar el comedor interior y no los cinco distritos, Cuomo dijo que la isla estaba llevando a cabo un “mejor cumplimiento”.

California, Florida y otros estados han revocado previamente las regulaciones para comer en interiores en medio de un resurgimiento de las infecciones por COVID-19 a principios del verano.

El gobernador excluyó las comidas bajo techo en la ciudad de Nueva York cuando comenzó la tercera fase del proceso de reapertura el 6 de julio.

Las tasas de virus en el resto del estado, donde se permite comer bajo techo a la mitad de su capacidad, se han mantenido bajas, pero Cuomo ha expresado su preocupación sobre la densidad y la población de la ciudad.

Nueva York tomará una decisión “en las próximas semanas”

Por otro lado, el alcalde Bill de Blasio anunció recientemente que dará una respuesta sobre si permitir las comidas en interiores “en las próximas semanas”.

De Blasio, quien citó preocupaciones sobre los vínculos entre las infecciones por COVID-19 y las comidas en el interior, dijo que la decisión se tomaría durante el mes de septiembre, pero agregó que no necesariamente se inclinaría hacia un lado u otro.

Creo que es nuestra responsabilidad darles una respuesta lo más clara posible en el mes de septiembre de hacia dónde vamos. Si puede haber una línea de tiempo, si puede haber un conjunto de estándares para la reapertura, debemos decidirlo en las próximas semanas y anunciarlo, ya sean buenas o malas noticias … Le debemos a la industria una respuesta tan clara tan pronto como sea humanamente posible, pero siempre se tratará primero de salud y seguridad.

De Blasio sugirió que la decisión sobre la cena en el interior estaría separada de la pregunta sobre si reabrir bares y clubes nocturnos bajo techo que, en sus palabras, han sido “nexos particularmente intensos para el resurgimiento en todo el país y en todo el mundo”.

Después de la conferencia de prensa, el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, emitió un comunicado en el que pedía que se reanudaran las comidas en el interior, “con capacidad reducida y orientación clara para garantizar el distanciamiento social y la seguridad.

Ahora es el momento de permitirlo en la ciudad de Nueva York”, agregó Johnson.

Cuomo comidas bajo techo en Nueva York son negligentes e imprudentes

Esta, sin lugar a dudas, es una mala noticia para los asediados restaurantes de la ciudad, que continúan presionando para atender a los clientes en interiores mientras las infecciones por COVID-19 continúan rondando por debajo del uno por ciento.

Nueva York enfrenta una alta perspectiva de despidos generalizados en restaurantes, una tasa de desempleo del 20 por ciento y una demanda colectiva de $ 2 mil millones por la prohibición indefinida de comidas en interiores.

La Asociación de Restaurantes del Estado de Nueva York está presionando por un alivio estatal para los restaurantes y el jueves publicó una encuesta que afirma que el 63,6% de los restaurantes de Nueva York dijeron que es probable que cierren para fines de 2020.

También puedes leer: Dos tercios de los restaurantes en Nueva York podrían cerrar en enero