Nueva York

Camionetas ilegales promocionadas en Airbnb estafan a turistas en New York

Al menos siete furgonetas documentadas ilegalmente han sido incautadas en New York por las autoridades policiales, ya que se han utilizado durante al menos dos años como alquileres de Airbnb a precio reducido.

Camionetas ilegales promocionadas en Airbnb estafan a turistas en New York
Imagen YouTube /UPTIN

En una serie de publicaciones en la aplicación que ya han sido eliminadas, las furgonetas se promocionaban como una forma muy sencilla de que los turistas experimentaran las calles de la Gran Manzana, prácticamente durmiendo en ellas por menos de 100 dólares la noche.

Un anuncio decía: “Duerme en una espaciosa furgoneta camper en New York”, y presumía de una “habitación privada” con capacidad para tres personas.

Sin embargo, un agente de la policía de Nueva York se dio cuenta de que los vehículos, cinco de los cuales estaban aparcados en el East Village, tenían la matrícula y las placas de matrícula de Nueva Jersey caducadas desde hacía mucho tiempo, algunas de las cuales se remontaban al año 2000, según las fuentes.

Una investigación conjunta de la oficina del Sheriff de la ciudad y la Unidad de Fraude de Documentos de la Policía de New York descubrió una “operación de vehículos presuntamente fraudulentos e ilegalmente registrados que se utilizan como alquileres de Airbnb en varias calles de Manhattan”, indicó el Sheriff Joseph Fucito al Post el sábado.

El Sheriff confiscó los autos el jueves y el viernes, dijeron las autoridades. La oficina del sheriff no hizo más comentarios, excepto para decir que la “investigación en este asunto está en curso”.

La experiencia de acampar en New York desde una van fue registrada por Uptin Saiidi, quien se alojó en una furgoneta camper (una de las furgonetas incautadas) y lo documentó en su canal de YouTube. Desde la Ford Econline roja de 1999 se le ofrecía al periodista y creador de vídeos una habitación con vistas, por no hablar de cuatro ruedas y un tubo de escape.

Saiidi, que grabó un vídeo en YouTube sobre su estancia del 4 de agosto, dijo que al principio le sedujo el anuncio, que le ofrecía la experiencia #VanLife por solo 97 dólares.

Indicó que le dejaron una llave -que no puede arrancar el motor– en una caja de seguridad en la parte trasera de la furgoneta. Pero rápidamente notó una bandera roja: “Cuando llegué había una multa de aparcamiento, porque estaba allí el martes, que era la limpieza de la calle. Me quedé allí un miércoles”, señaló.

Dormir en una furgoneta durante la noche es legal, según el Departamento de Transporte de la ciudad, siempre que no se aparque en el mismo sitio durante 24 horas en zonas restringidas.

Cuando el estacionamiento no esté restringido, ninguna persona podrá aparcar ningún vehículo en ninguna zona, incluida una zona residencial, durante más de siete días consecutivos, señala la normativa del organismo. Las multas suelen ser a partir de 115 dólares, según la policía de Nueva York.

Demasiado bueno para ser verdad

El mundo online ha abierto un sinfín de estafas a los usuarios en redes sociales, por lo cual, debemos estar sumamente atentos ante las ofensas que parecen ser muy buenas para ser vcertas.

Cuando busque en la plataforma Airbnb, es posible que tropiece con ofertas que, a primera vista, le dejarán boquiabierto. Lo mejor es que haga las debidas averiguaciones.

Lo primero que puedes hacer es buscar en la zona general donde se encuentra el apartamento o la casa y analizar los precios medios de alquiler para ver si son inusualmente bajos.

Otra opción útil es hacer una búsqueda inversa de la imagen para ver qué aparece: puede que descubras que las imágenes han sido robadas de otro sitio web, lo que significa que la oferta o la propiedad son probablemente falsas. Si tus sospechas se confirman, debes informar inmediatamente a Airbnb.

Cuando esté a la caza de su alojamiento preferido, probablemente buscará la combinación de mejor precio, ubicación y comodidad.

Esto suele implicar una gran búsqueda y la realización de la debida diligencia mediante la consulta de las reseñas dejadas por anteriores inquilinos. Mientras buscas un lugar que tenga una serie de buenas críticas, es mejor que estés atento a cualquier cosa sospechosa.

Por ejemplo, los anuncios más recientes que ya tienen una cantidad curiosamente grande de buenas reseñas, o si las reseñas se parecen demasiado; todos estos pueden ser signos de que hay una estafa en marcha.

Fuente The New York Post / Welivesecurity.

Te puede interesar: Airbnb crea herramienta para conocer estado de salud de huéspedes