Nueva York

A un año del primer caso, más de 1.000 restaurantes han cerrado en New York City

Desde marzo cuando llegó el primer caso de coronavirus, la industria ha sido la más afectada con decenas de restaurantes cerrados.

A un año del primer caso, más de 1.000 restaurantes han cerrado en New York City

A un año de registrarse el primer caso de coronavirus en Nueva York, la industria de los restaurantes aún no ha podido ni medianamente recuperarse de la crisis económica que generó la pandemia en la Gran Manzana.

Después de 12 meses exactos, los bares y restaurantes de la ciudad de Nueva York siguen cerrando al no contar con las condiciones financieras necesarias para poder mantenerse.

Entre los restaurantes que han cerrado en la Gran Manzana se encuentran algunos nuevos como Uncle Boons y MeMe’s diner, junto con otros establecimientos que tienen décadas de antigüedad en la ciudad como Fedora, 21 Club y Frank’s Cocktail Lounge.

Aunque la situación está encaminando en Nueva York, todavía se aproximan más cierre debido a las deudas que mantienen los dueños de los restaurantes con los propietarios de los establecimientos.

Los retrasos en los pagos de alquileres continúan aumentando, lo que evidencia la falta de ingresos que han tenido los restaurantes y los bares de la ciudad en los últimos tres meses.

A pesar de la llegada de la vacuna a todo el estado de Nueva York y la reactivación de los espacios interiores a 25% de capacidad, los restaurantes de la ciudad no han podido recuperar todo lo que perdieron durante el cierre total que vivió la Gran Manzana al principio de la pandemia del coronavirus.

El pasado mes de septiembre, una encuesta realizada por la Asociación de Restaurantes del estado de Nueva York mostró que hasta dos tercios de los restaurantes de la ciudad podrían cerrar temporal o permanentemente sus puertas si no recibían una ayuda financiera adicional por parte del gobierno federal, reseña Eater New York.

A la fecha, aún la ayuda del gobierno federal no llega, y la industria de restaurantes se ve amenazada con más cierres de sus establecimientos de bebidas y comidas.

Lee aquí: Dueños de restaurantes de New York City hundidos en deudas por alquiler

restaurantes

Los propietarios de los restaurantes de la ciudad de Nueva York exigieron por más de un mes al gobernador del estado, Andrew Cuomo, reactivar los espacios interiores así como había pasado en otros lugares del estado. Sin embargo, el pasado 14 de febrero Cuomo dio la orden de la reactivación.

Para muchos propietarios, la orden de Cuomo llegó tarde, ya que, la industria no cuenta con los recursos propios necesarios para levantarse de la crisis económica que dejó la pandemia en la ciudad de Nueva York a principios de marzo del año pasado.

Las exigencias de los propietarios se basó principalmente en la temporada de invierno, donde los espacios exteriores no podían habilitarse para el consumo por las bajas temperaturas, lo que generó aún muchas más perdidas de ingresos para la industria.

Los expertos en economía afirman que sin los establecimientos de comida, la recuperación económica en Nueva York será considerablemente alta debido a que, la industria forma parte de la columna vertebral de la economía neoyorquina.

La industria de los restaurantes de la ciudad de Nueva York no solo ha cerrado más de 1.000 establecimientos de comida y bebida, sino que ha perdido casi 150.000 empleos, según detalló la NYC Hospitality Alliance en uno de sus últimos reportes.

El director ejecutivo de la NYC Hospitality Alliance, Andrew Rigie ha dicho que esta es una situación que “no se había experimentado jamás” en la historia de la ciudad de Nueva York.

Después de un año de restricciones, el gobernador Cuomo ha anunciado una serie de flexibilizaciones para el sector económico de todo el estado de Nueva York. Además de la reactivación del 35% en los espacios interiores de los restaurantes, las gradas de algunos estadios pudieron ver nuevamente fanáticos, mientras que los parques familiares y las atracciones volvieron a abrir sus puertas. Así como las salas de cines.

Según explican los expertos, la recuperación de la Gran Manzana será lenta por todas las perdidas y las deudas que generó la crisis, sin embargo, será mucho más efectiva en comparación a la recuperación de otras ciudades importantes del país.

También puedes leer: Negocios de New York no registran ventas suficientes para sobrevivir