Nueva York

Más de 300.000 neoyorquinos han salido de la ciudad

El éxodo en Nueva York ha sido mucho más alto de lo estimado a inicios de la pandemia. Desde el 1 de marzo hasta el 31 de octubre, unos 295,103 neoyorquinos presentaron sus solicitudes de cambio de dirección en la ciudad, esto según los datos obtenidos por The Post desde el Servicio Postal de EE. UU.

Más personas huyen de Nueva Jersey y Nueva York (2)

Aunque los datos detallan cuándo se realizaron 11 o más solicitudes de reenvío a un condado en particular fuera de la ciudad, la cantidad de mudanzas podría ser mucho mayor.

De hecho, un solo cambio de dirección podría representar a todo un hogar, lo que significa que más de 300.000 neoyorquinos huyeron de los cinco condados, detalla The New York Post.

Solo desde marzo hasta julio, hubo 244,895 solicitudes de cambio de dirección a destinos fuera de la ciudad, una cifra que representa más del doble de las 101,342 durante el mismo período en 2019.

¿Adónde huyen?

Los datos postales muestran que muchos neoyorquinos que huyen simplemente cruzaron la frontera hacia Long Island, Westchester o Nueva Jersey.

Los lugares populares más cercanos a la ciudad incluyen Jersey City y Hoboken, así como los elegantes suburbios de Scarsdale y Greenwich, CT.

Pero algunos neoyorquinos se fueron muy lejos: 8.587 pidieron su correo para ir a Los Ángeles y 421 a Honolulu. Hubo 13,009 solicitudes para los condados de Palm Beach, Broward y Miami-Dade en Sunshine State.

Los Hamptons, donde muchas familias se han alojado en segundas residencias e inscribieron a sus hijos en escuelas locales, era un destino deseado, con 6.500 solicitudes a seis códigos postales de East End.

Los datos no muestran si las solicitudes fueron permanentes o temporales.

Los camiones de mudanzas han salpicado los vecindarios de la ciudad, y los trabajadores de la mudanza dicen que los residentes están empacando hacia los suburbios y más allá.

Metropolis Moving en Brooklyn dijo que la cantidad de cotizaciones para mudanzas fuera del estado aumentó en más del 200 por ciento en mayo y en junio en comparación con esos meses del año pasado, y en más del 165 por ciento en julio en comparación con hace un año.

Desde que comenzó la pandemia, los suburbios alrededor de la ciudad de New York, desde Nueva Jersey hasta el condado de Westchester, Connecticut y Long Island, han experimentado una enorme demanda de viviendas de todos los precios, un aumento que no se parece a ningún otro en la memoria reciente, según los funcionarios. agentes inmobiliarios y residentes.

Más de 300.000 neoyorquinos han salido de la ciudad

En julio, hubo un aumento del 44 por ciento en las ventas de viviendas para los condados suburbanos que rodean la ciudad en comparación con el año anterior, según Miller Samuel Real Estate Appraisers & Consultants.

Lee aquí: New York: éxodo en masa de compradores de vivienda

Sobran las razones para huir

Tras el duro golpe que recibieron los neoyorquinos por la pandemia, la fuga en la ciudad se vio impulsada, no solo por las preocupaciones por el coronavirus, sino también por las preocupaciones económicas, el caos escolar y el aumento de la delincuencia, dicen los expertos.

De Blasio recomienda a los neoyorquinos no viajar en Navidad

Según revelan los datos de la Six-Figure Earners, los neoyorquinos planeaban dejar la ciudad incluso antes de la pandemia.

El 44% de los encuestados había considerado mudarse fuera de la ciudad en los cuatro meses anteriores. Citaron el costo de vida como la principal razón.

Más de un tercio, el 38%, dijo que pensaba que la ciudad iba en la dirección equivocada y solo el 38% calificó la calidad de vida como buena o excelente.

Los delitos mayores han aumentado este año y el número de asesinatos en la Gran Manzana llegó a 344 en octubre, superando el recuento de todo 2019. Mientras que el número de tiroteos hasta el 8 de noviembre aumentó un 94% con respecto a 2019.

La principal razón por la que la que los neoyorquinos abandonan la ciudad es la incertidumbre sobre cuándo terminará la pandemia y qué tan rápido se recuperará la economía de Nueva York”, dijo Kathryn Wylde, directora de Partnership for New York City a The New York Post.

Violencia armada en NYC podría empeorar, advierte Cuomo

“La decisión tardía de reabrir escuelas públicas y privadas obligó a muchas familias a mudarse para poder cumplir con los plazos de inscripción en los distritos donde vivían durante la pandemia”.

Tres códigos postales en Upper West Side, donde los residentes han protestado por dos nuevos refugios para personas sin hogar y se han quejado del aumento de la delincuencia, tenían un total de 9.076 solicitudes de reenvío de correo, la mayor parte de la ciudad.

Te puede interesar: ¿Podrá resistir New York otro cierre total por el covid-19?