Noticias

Trabajadores de Walmart usarán mascarillas y directivos deberán vacunarse

Walmart anunció que exigirá a los trabajadores de las zonas de alto riesgo que usen mascarilla, y obligará a todos los directivos a vacunarse a principios de octubre.

Empleados de Walmart totalmente vacunados podrán trabajar sin mascarillas
Imagen blog Walmart

Los empleadores se abstuvieron durante meses de tomar decisiones sobre la obligación de vacunarse, preocupados por las consecuencias legales y políticas. Pero ante las renovadas restricciones de la pandemia, un número creciente de las empresas más grandes del país han adoptado la idea.

La nueva política de Walmart se produce tres días después de que los CDC dieran marcha atrás en sus orientaciones de mayo sobre el uso de mascarillas, en las que se pedía a todas las personas que se cubrieran la cara en interiores en los aproximadamente dos tercios del país en los que el mortal virus y su variante Delta se están propagando rápidamente.

Walmart, el mayor minorista del país, había dicho a los trabajadores vacunados que podían desenmascararse a mediados de mayo, después del edicto original de los CDC.

El nuevo mandato de enmascaramiento se anunció el viernes y se implementó inmediatamente. Se aplica a todos los trabajadores de las tiendas, independientemente de su estado de vacunación, en los condados de alto riesgo COVID-19. En cuanto a los compradores, aunque se les insta a llevar máscaras en las tiendas, no se les obligará a cubrirse la cara, según CNBC.

En cuanto a las vacunaciones, los funcionarios de la empresa también dijeron que el personal corporativo y los empleados de nivel directivo del minorista deben estar inmunizados contra el virus antes del 4 de octubre, según un memorando de la empresa obtenido por el medio. El mandato no se aplica a los empleados de las tiendas, clubes y centros de distribución y cumplimiento.

“Queremos llegar a un lugar en el que podamos utilizar nuestras oficinas y estar juntos de forma segura”, escribió el presidente ejecutivo Doug McMillon. “Es importante para nuestro negocio, nuestra cultura, nuestra velocidad y nuestra innovación”.

La empresa también dijo que ahora pagaría a su personal de tiendas y almacenes 150 dólares por vacunarse, el doble del incentivo anterior, según el informe.

Walmart emplea a 2,3 millones de personas en todo el mundo, 1,6 millones de ellas en Estados Unidos.

Nuevos requisitos para los trabajadores estadounidenses

New York y California exigirán vacunas o pruebas COVID a trabajadores

Walmart no ha sido la única compañía en implementar mandatos de vacunación para sus empleados.

Ante las recientes directrices del gobierno federal, Walt Disney Company introdujo también nuevos requisitos para que algunos trabajadores se vacunen. Estas medidas se suman a las anunciadas la semana pasada por Google, Facebook y Uber, entre otras.

Disney dijo que los empleados estadounidenses asalariados y no sindicalizados por hora en sus sedes deben estar completamente vacunados. Los trabajadores no vacunados que ya están en las instalaciones tendrán 60 días para vacunarse, y los nuevos contratados deberán estar completamente vacunados antes de empezar a trabajar.

Los anuncios han puesto en alarma a organizaciones como la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo, que emitió por primera vez en diciembre una guía en la que se indicaba que los empleadores podían imponer vacunas, y reiteró ese mensaje en junio. Pero a las empresas les preocupa que los mandatos puedan dar lugar a litigios y temen que los empleados se opongan a ellos en un momento de escasez de mano de obra.

Muchos esperaban que incentivos como las bonificaciones fueran suficientes para fomentar la vacunación, pero el ritmo de las inmunizaciones se ha estancado.

Recientes decisiones judiciales han defendido el derecho de los empleadores a exigir la vacunación, incluida una sentencia que decía que el Hospital Metodista de Houston podía exigir a los trabajadores de la salud que se vacunaran.

con información de The Post y New York Times.

Te puede interesar: Mandato de mascarillas en New York podría arruinar la recuperación económica