Noticias

Vacunación será obligatoria en personal médico de New York City

La amenaza de una tercera ola de casos y el desinterés de muchos neoyorquinos por ser inmunizados, obligó a las autoridades de New York a implementar políticas enérgicas.

Vacunación será obligatoria en personal médico de New York City

A partir del próximo 2 de agosto, los trabajadores de la salud deberán estar vacunados, como condición “no negociable” para presentarse en su área de trabajo.

Este miércoles se dio a conocer esta primera medida dirigida al sector de primera línea de New York, quienes deberán presentar un comprobante de vacunación o pruebas COVID-19 por semana.

Esta estrategia se aplicará a cada uno de los empleados de los 11 hospitales públicos administrados por la Corporación de Hospitales (NYC Health + Hospitals) y todos los centros del Departamento de Salud de Higiene Mental de la ciudad de New York (DOHMH), el sistema de atención de salud pública más grande del país.

Esto sucede, debido a que la variante Delta sigue escalando en New York, lo cual es tema que preocupa a las autoridades, tal como lo anunció el alcalde Bill De Blasio este miércoles 21 de julio.  

De Blasio explicó que la estrategia denominada ‘Seguridad de COVID-19’ se considera el primer paso para promover la inmunización, más allá de campañas de motivación y otros incentivos.

New York

Igualmente, el alcalde mencionó que esta aún no se acerca a la orden de las autoridades de ciudades como San Francisco, en California, en donde la fuerza laboral del gobierno municipal fue obligada a vacunarse para poder ofrecer sus servicios.

“Este requisito de seguridad para trabajadores de la salud garantizará que nuestros hospitales y entornos clínicos estén a salvo del COVID-19 y puedan seguir prestando servicios a todos los neoyorquinos. Recordemos que la vacuna es la clave para vencer del todo esta pandemia“, afirmó el alcalde de New York.

Esta normativa que entra en vigor en 12 días, se propone tener un efecto en por lo menos el 10% de los 300,000 empleados de la ciudad, dado que en los últimos siete días, la tasa de positividad de COVID-19 ascendió al 1.8%, cuando por semanas se mantenía controlada por debajo del 1%.

Aunque el doctor Mitchell Katz, presidente del NYC Health + Hospitals, aclaró que no se trata de un “mandato” de vacunación, sino que esperan que esto motive a que muchos empleados asuman esta normativa de forma razonable.

“Lo más fácil para nuestros trabajadores será vacunarse. Te vacunas una vez y listo has terminado. De lo contrario deberás mostrar resultados negativos de COVID-19 semanales. Creo que algunas personas pueden decir de inmediato: ¡está bien, vamos a vacunarnos!“, insistió Katz.

Según los datos aportados por el DOHMH, en la ciudad de New York existen más de dos millones de adultos que todavía no han recibido una dosis de ninguna vacuna contra la COVID-19.

Por otro lado, se estima que al menos el 40% del personal hospitalario de New York ha presentado resistencia a recibir las vacunas disponibles, siendo un grupo de alta prioridad desde que comenzó la jornada masiva de inmunización el pasado 15 de diciembre.

“Si está vacunado, prácticamente todas las actividades son más seguras, esta sigue siendo la medida más importante que podemos tomar para interactuar de manera segura con el público y nuestro entorno laboral”, agregó Katz.

Denis Nash, profesor de epidemiología en SUNY alienta al decir que una prueba a la semana es “mejor que nada”, tras asegurar que “las pruebas más frecuentes siempre son mejores cuando hay mucha transmisión comunitaria. Y es posible que tengamos esa situación entre las personas no vacunadas en el otoño“, vaticinó a TNYT.

De cualquier forma, en la ciudad hay voceros que opinan que a pesar de que se trata de una estrategia que significará un primer ensayo para los trabajadores de los hospitales, todo sugiere que podría extenderse a otros empleados municipales, incluyendo los oficiales de policía, maestros y trabajadores administrativos de las diferentes agencias.

“Si no vemos que los números de vacunación aumentan. Vamos a presionar en otras direcciones. Lo que está muy claro es que haremos cada vez más, si vemos que la variante Delta sigue presentando tal peligro para nosotros”, puntualizó el alcalde Bill De Blasio.

También puedes leer: 8.700 personas vacunadas en New York dan positivo para covid-19