Noticias

Vacuna covid-19 podría alterar ciclos menstruales

Los efectos secundarios de las vacunas contra el covid-19 resultan un factor de preocupación para las mujeres que piensan que esto podría afectar sus ciclos menstruales.

Vacuna covid-19 podría alterar ciclos menstruales

Son historias que se han colado por las redes sociales, de algunas experiencias vividas por mujeres que han notado ciertos cambios en la menstruación, incluso mamografías o tratamientos de fertilidad, después de aplicarse la vacuna del covid-19.

Especialistas en la materia destacan que por ahora se desconoce el hecho de que vacunarse contra el covid-19 pudiera afectar de una forma distinta a los hombres; es decir, que todavía no se sabe si los coágulos sanguíneos afectan más hombres que a mujeres.

Lo cierto es que muchas mujeres están experimentando cambios de ciclo y se preguntan si está relacionado con la vacuna.

Lo que todos deben saber a la hora de vacunarse contra la covid-19, es que, efectivamente, algunas mujeres pueden padecer más trastornos que los hombres.

Las agencias federales de salud recomendaron el pasado 13 de abril que los profesionales suspendan la administración de la vacuna de Johnson & Johnson, después de que seis mujeres desarrollaron un raro trastorno de coagulación de la sangre, unas dos semanas luego de inyectarse, cuyas edades oscilaban entre los 18 y 48 años. Una mujer murió y una segunda fue hospitalizada en estado crítico.

Aun se desconoce si la coagulación fue causada por las vacunas o si las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia.

Esto ocurrió en Europa, en donde se llegó a pensar que las mujeres corrían un mayor riesgo de sufrir coágulos o trombos asociados a la vacuna de AstraZeneca-Oxford, razón por la cual esta dosis no ha sido autorizada en Estados Unidos.

No obstante, en algunos países en general eran más las mujeres que recibían la vacuna, por lo que los reguladores británicos afirman que no existen pruebas para decir si los hombres o las mujeres son más propensos a verse afectados por los coágulos de sangre.

Sigal Klipstein, endocrinóloga reproductiva de Chicago y miembro del Grupo de Trabajo de COVID-19 de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva dijo a la web, que ciertas mujeres aseguran haber experimentado cambios en el flujo o el calendario de su periodo días después de vacunarse, pero no pasa de ser algo meramente anecdótico.

“Es poco probable que la vacuna para la covid afecte a los ciclos menstruales, y no hay ningún mecanismo biológico plausible por el que esto pueda ocurrir. Sin embargo, hay pocos datos sobre este tema”, apuntó Klipstein.

“La menstruación es algo de lo que no sabemos lo suficiente”, declaró al New York Times, el obstetra/ginecólogo Hugh Taylor, de la Facultad de Medicina de Yale, tras confirmar que “es un indicador importante de la salud de una persona, como cualquier otra función corporal”.

Los científicos consideran que aunque falta mucho por aprender sobre la menstruación, no existe certeza de que la vacuna COVID-19 pueda causar infertilidad o inducir un aborto espontáneo en otra persona u otros trastornos relacionados al ciclo menstrual.

“La vacuna COVID-19 no es capaz de ejercer control reproductivo a través de poderes. Nada lo es”, expresó la obstetra/ginecóloga, Jen Gunter en su boletín Substack, The Vajenda, que a menudo desacredita la información científica errónea, “esto se debe a que es una vacuna, no un hechizo”.

Una encuesta en línea hecha por especialistas acerca del tema recibió en menos de una semana y hasta el miércoles, más de 19.000 respuestas. Esto hizo que Katharine Lee, investigadora postdoctoral de la Universidad de Washington en Saint Louis, dedujera que “la menstruación puede verse afectada por una multitud de factores, como el estrés, la disfunción tiroidea, la endometriosis o los fibromas”. 

De igual forma, un estudio publicado en febrero pasado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), tras examinar las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna,  reveló que 79% de los efectos secundarios informados a la agencia eran manifestados por mujeres; que representaban solo el 61%.

Sabra L. Klein, profesora de microbiología molecular e inmunología en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins concluyó que, podría ser que las mujeres sean más propensas a informar de los efectos secundarios que los hombres; o bien, las mujeres tienden a experimentar los efectos secundarios en mayor medida.

“No estamos seguros de cuál de las dos cosas es”.

También puedes leer: Distribución de vacunas en EE.UU. se vería afectada tras pausa de J&J