Noticias

Vacades, el artista que muestra cómo la naturaleza se adueña de los espacios comunes

El artista urbano Timo Helgert, conocido como Vacades ha utilizado sus plataformas sociales para mostrar el retorno de la naturaleza a los espacios comunes.

video

En una primera publicación, Vacades compartió una propuesta de un vagón del metro tomado por la naturaleza, la animación acumuló más de 119 mil reproducciones, y dio pie a que ofreciera a sus seguidores una segunda mirada de esta propuesta.

La parte II de esta serie muestra la famosa galería de compras de lujo Vittorio Emanuele en Milán, que al igual que los vagones del metro tiene dentro de si un hermoso paisaje natural donde se aprecia el canto de las aves y algunas mariposas.

Vacades

Lo que nos muestra Vacades desde sus redes

Hola, puedes conocerme de Instagram o YouTube con el nombre “vacades”.

Soy un artista digital, creando videos AR, obras de arte, videos musicales y muchos productos digitales. Como creador digital, constantemente estoy creando productos y activos digitales que utilizo para mi trabajo, como paquetes de texturas, modelos y ajustes preestablecidos.

Aquí en Patreon, quiero darle la oportunidad de recibir acceso temprano a todo lo que estoy creando, incluso antes de que esté disponible.

Algunos de los productos que comparto aquí probablemente nunca se lanzarán, por lo que serán exclusivos de Patreon.

Lo que puede esperar aquí es:

  • – Paquetes de textura – Paquetes de
  • construcción de desplazamiento
  • – Archivos de proyecto
  • – Tutoriales
  • – Detrás de escena
  • – Modelos 3D
  • – Nuevos productos secretos
  • – Acceso beta temprano a todo lo que puse en Artlabs.io
Vacades
Imagen captura web

La naturaleza se apropia de los espacios comunes

Otra forma de ver cómo la naturaleza se adueña de los espacios comunes lo representa la reducción de las actividades turísticas, comerciales e industriales como consecuencia de las medidas de contención de la pandemia coronavirus.

Esto permite que los canales de Venezia reciban estos días menos contaminantes.

Vacades

La drástica reducción de la navegación hace posible que los sedimentos de los canales vuelvan al fondo y dejen de ensombrecer la columna de agua.

Esto ha despertado un sinfín de comentarios a través de las redes sociales, acerca de la necesidad de cambiar las actividades turísticas que hacen daño a la naturaleza.

“La laguna se apropia de Venecia, sin descargas y sin tráfico, se puede ver el fondo de los canales. Deberíamos reflexionar sobre la explotación del turismo turístico en Venecia “, ha dejado escrito en Twitter Palli Caponera, junto a algunas de las imágenes captadas los últimos días de cuarentena.

”El agua en los canales se vuelve transparente, la contaminación regresa y la naturaleza sigue su curso. El #coronavirus empuja a todos a cambiar su estilo de vida de ahora en adelante”, comenta.

Desde el principio de los tiempos

El ser humano está ligado a la naturaleza desde el principio de los tiempos. El cambio de vida a entornos urbanos nos ha hecho perder de vista la importancia de los elementos naturales y vivimos envueltos en una actividad frenética, dominados por el estrés y constantemente pendientes del reloj.

Por el camino, hemos dejado de contemplar la importancia de estar en contacto con la naturaleza, aunque en nuestro interior sigamos notando esta conexión, como lo explica el arquitecto británico Oliver Heath:

“Al trasladarnos de espacios rurales al mundo urbano es muy fácil perder esta conexión con la naturaleza. Vivimos envueltos en mucho estrés y muchas veces no reconocemos los beneficios de esta conexión”.

El tema de la naturaleza está de moda

Es indudable que el tema de la naturaleza está de moda. Todo lo relacionado con ella despierta un gran interés en el público en general.

En ese sentido, yo diría que el desarrollo de una sensibilidad social hacia el medio ambiente, en general, es una de las grandes conquistas del siglo pasado.

Hoy en día corremos el riesgo de convertir a la naturaleza en un nuevo becerro de oro.

Dicen las estadísticas que en algunos países del norte de Europa donde la mayoría de la población no tiene creencias religiosas existe una tendencia a buscar una espiritualidad basada en un cierto culto a la naturaleza.

Sin llegar a esos extremos, en nuestra misma sociedad existe una tendencia a considerar que la vida primitiva, en contacto íntimo con la naturaleza, es más deseable que la vida actual en nuestras sociedades urbanas.

Existe un deseo profundo de muchas personas de retornar al campo y a la vida sencilla. Existe la concepción de que todo lo natural es bueno por el mero hecho de serlo. ¿Están todas esas creencias y deseos justificados?

Te puede interesar: El NY Botanical Garden ofrece un recorrido virtual para su exhibición de orquídeas