Noticias

Trump aprueba declaración de emergencia antes de la toma de posesión

El Presidente Trump emitió una declaración de emergencia ante preocupaciones de violencia durante la toma de posesión de Biden.

56% de estadounidenses creen que Trump debería ser destituido

El mandatario anunció la medida para la capital de la nación en medio de la creciente preocupación de las autoridades locales y federales por la violencia que se pueda suscitar en el período previo y durante la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, el próximo 20 de enero.

La medida llega cinco días después de que una turba irrumpiera en el Capitolio cuando el Congreso comenzó a contar formalmente los votos del Colegio Electoral para certificar su derrota ante Biden. Cinco personas fallecieron.

La declaración, que entrará en vigor desde el lunes hasta el 24 de enero, permite al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias coordinar con las autoridades locales según sea necesario.

También puedes leer: Trump y Pence se reúnen tras asalto al Capitolio

“No queremos violencia”

Califican de frívola la demanda de Trump en Michigan
Imagen Michael Vadon

Poco después de anunciar la medida, en su primera aparición pública desde el ataque al Capitolio la semana pasada, el presidente Trump indicó que no quiere “nada de violencia”, así lo reseñó el portal de noticias FOX News.

Al salir de la Casa Blanca, Trump se detuvo e hizo breves comentarios a los periodistas. También se refirió al nuevo esfuerzo de destitución contra él en el Congreso.

“No queremos violencia, y en la impugnación, es una continuación de la mayor cacería de brujas en la historia de la política”, señaló el mandatario, calificándolo de “ridículo” y diciendo que está “causando una tremenda ira”.

Se trata de los primeros comentarios del presidente a los reporteros en público desde el asalto al Capitolio el 6 de enero, que envió al Congreso a un encierro cuando los legisladores se reunieron en una sesión conjunta para certificar los resultados de la elección presidencial del 2020 para el presidente electo Joe Biden.

El disturbio dejó cinco personas muertas, incluyendo un oficial de policía del Capitolio.

En sus comentarios, Trump culpó a los “enemigos demócratas del Congreso de la tremenda ira” del país y del mortal ataque de la semana pasada al Capitolio por parte de sus partidarios después de que los instara a seguir su camino.

El mandatario defendió sus comentarios y los calificó de “totalmente apropiado”. Sin señales de mostrar ningún remordimiento por el ataque al Capitolio.

La revuelta se produjo después de que el presidente habló en un mitin el miércoles pasado, diciendo a sus partidarios que “nunca cedería”.

Los demócratas de la Cámara de Representantes presentaron el lunes un artículo de destitución contra el presidente por los disturbios, argumentando que incitaba a la “insurrección”.

Trump se enfrenta a un solo cargo: “incitación a la insurrección”, en la resolución de impugnación que la Cámara comenzará a debatir el miércoles, una semana antes de la inauguración del demócrata Joe Biden, el 20 de enero.

Respecto a esta acusación, el mandatario advirtió que los esfuerzos de los demócratas para destituirlo por segunda vez estaban “causando una tremenda ira”, en la nación.

Steny Hoyer, líder de la mayoría de la Cámara de Representantes informó que la institución se reunirá este miércoles para considerar el artículo de la impugnación.

Lee aquí: 56% de estadounidenses creen que Trump debería ser destituido