Noticias

Trump habla de conspiración, y no irá a la toma de posesión

El presidente Donald Trump no quiere dar su brazo a torcer.

Tras la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, el actual mandatario se niega a reconocer los resultados, una acción que podría crear un caos constitucional en la nación.

Califican de frívola la demanda de Trump en Michigan 2
Imagen Gage Skidmore

Deberíamos mirar los votos. Recién estamos comenzando la etapa de tabulación. Deberíamos mirar estas acusaciones. Estamos viendo una serie de declaraciones juradas de que ha habido fraude electoral. Tenemos una historia en este país de problemas electorales ”, dijo Trump en una serie de tuits, citando a Jonathan Turley.

Twitter marcó la publicación del presidente, diciendo que la afirmación “sobre el fraude electoral está en disputa”.

El mandatario ha iniciado varias demandas contra algunos estados con respecto a la elección, incluido el conteo y la observación de boletas y el fallo de que Pensilvania y Carolina del Norte podrían continuar aceptando boletas días después del día de las elecciones.

Según reporta el Daily Mail, el presidente pasó horas encerrado en la Casa Blanca con un núcleo muy cercano que lo alentó a desafiar airadamente el resultado, pero nadie nadie se atreve hacerle ver al presidente republicano “lo delicado” de su decisión.

Una fuente republicana le dijo al diario que Trump tiene preparado un ‘discurso de no concesión’, y no reconocerá la presidencia de Joe Biden. Incluso se negará a asistir a la toma de posesión de un rival que ve como un ‘presidente falso’, mientras continúa protestando que fue estafado en una votación fraudulenta.

Reportes del Diario de NY detallan “que Trump cree que hay una conspiración en su contra, muy similar al movimiento QAnon entre sus seguidores”.

Lo reclamos no paran

Después de que algunos medios de comunicación proyectaran que el exvicepresidente había ganado las elecciones, Trump emitió un comunicado el sábado donde acusó a Biden de “apresurarse a hacerse pasar falsamente como el ganador”, detalló el portal Business Insider.

“Esta elección está lejos de terminar”, dijo Trump en el comunicado difundido a los medios de comunicación,

“Joe Biden no ha sido certificado como ganador de ningún estado, y mucho menos de ninguno de los concursos altamente controvertidos dirigidos a recuentos obligatorios, o estados donde nuestra campaña tiene desafíos legales válidos y legítimos que podrían determinar el vencedor final“, continuó el comunicado.

Donald Trump se negó a reconocer formalmente los resultados de las elecciones estadounidenses, incluso cuando los republicanos de alto rango comenzaron a distanciarse de él. Mientras tanto, el mandatario continuó afirmando que se habría fraguado un fraude electoral, y declaró su supuesta victoria.

Desde su campo de golf en Virginia emitió una declaración desafiante que coincidía con los tuits de reclamos electorales:

Lee aquí: Joe Biden gana la presidencia de Estados Unidos

Según los informes reportados por The Guardian, los asesores de Trump han planteado la posibilidad de una derrota. El Washington Post señaló que algunos han abogado por que el presidente ofrezca comentarios públicos comprometiéndose con una transferencia pacífica del poder.

Sin embargo, un asistente de alto nivel le dijo al portal que no se había discutido una concesión formal.

A última hora del viernes, la presentadora de Fox News, Laura Ingraham, una ferviente leal de Trump, aconsejó al presidente que “aceptara la derrota”, si llegaba, con “gracia y compostura“.

Ingraham también criticó a los consultores y funcionarios de campaña “fallidos” que “gastaron cientos de millones de dólares sin el aparato legal establecido para desafiar lo que todos sabíamos que vendría.

Trump promete 10 millones de empleo para el 2021

Reclamos censurados

El gigante tecnológico censuró las afirmaciones en gran parte infundadas del presidente sobre el fraude, que Twitter dijo que estaba “en disputa”.

“Los observadores no fueron permitidos en las salas de contar. Yo gané las elecciones. Obtuve 71.000.000 votos legales. ”, tuiteó Trump, sin compartir evidencia de sus afirmaciones.

“Sucedieron cosas malas que nuestros observadores no pudieron ver. Nunca ocurrió antes. ¡Millones de boletas por correo se enviaron a personas que nunca las pidieron! ” continuó.

En una misiva posterior, señaló que los 71 millones de votos que recibió fueron “¡la mayor cantidad NUNCA para un presidente en funciones!”. Aunque Trump tiene razón sobre su apoyo récord, no fue tan alto como Biden, quien recibió 74,5 millones de votos.

La campaña de reelección del presidente se ha negado a aceptar los resultados de la carrera presidencial, alegando un fraude generalizado en las demandas que cuestionan el conteo final de votos que los jueces de varios estados han descartado.

Los republicanos en el Congreso guardaron silencio el sábado cuando los partidarios de Trump, como el abogado Rudy Giuliani, afirmaron frenéticamente que la llamada no era válida.

Los líderes de todo el mundo han enviado mensajes de felicitación a medida que los republicanos impugnaban los resultados en varios estados indecisos que Biden ganó con márgenes muy estrechos.

También puedes leer: Trump quiere que la Corte Suprema decida las elecciones