Noticias

COVID-19 y 11S: las tragedias que más duro han impactado a Nueva York

Nueva York vivió dos situaciones traumáticas que pueden afectar de la misma manera siendo completamente diferentes.

La crisis del coronavirus y su considerable impacto en Nueva York podría estar creando en los habitantes de la gran manzana paralelismos con otro trauma importante: los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Nueva York

La pandemia del coronavirus es quizás el evento traumático más significativo de la década, al dar un vistazo a la historia nos damos cuenta que las guerras, los atentados y ataques terroristas si bien pueden ser un impacto significativo para uno o varios países, no existe en el mundo algo más letal que una pandemia en cuanto a la pérdida de vidas humanas.

En cuanto al trauma y el estrés postraumático, pese a que un virus es despiadado y silencioso a comparación de un atentado, genera la misma desconfianza mutua y miedo paralizante que podría generar un ataque como el de las Torres Gemelas

La principal similitud entre ambos eventos que impactaron Nueva York es el trastorno de estrés postraumático

En mayo del 2020 el 63% de estadounidenses entre 18 y 24 años señaló experimentar ansiedad y depresión, y cerca del 25% empezó o incrementó el uso de sustancias para sobrellevar el estrés y las emociones relacionadas con la pandemia.

En adultos de entre 25 y 44 años de edad la data muestra que el 40% experimentó ansiedad o depresión y el 20% empezó o aumento el uso de sustancias.

Nueva York

Precisamente el trastorno de estrés postraumático (PTSD) se experimente después de un hecho impactante, aterrador o peligroso; y las personas las personas con este trastorno tienen afecciones concurrentes, como depresión, trastorno por uso de sustancias o uno o más trastornos de ansiedad

La prevalencia de probable PTSD durante el segundo mes después de los ataques terroristas entre las personas que se encontraban en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York el 11 de septiembre fue del 11,2%. Y seis años después el 20% de los que estaban en el Registro de Salud del World Trade Center informaron nuevos síntomas de trastorno de estrés postraumático debido al suceso.

Nueva York

Los más afectados en Nueva York: los profesionales sanitarios

Desde que ha comenzado el estado de alarma en varios países, los medios y las autoridades han utilizado un lenguaje que suele reservarse para el personal de seguridad con frases como “primera línea” o en “las trincheras”, los pacientes y personal sanitario “luchan” contra la enfermedad, “esta es una batalla que vamos a ganar”, entre otras, y estas no son simples metáforas debido a que los sanitarios están empezando a experimentar lo que se conoce como “daño moral”.

El sitio web del Departamento de Asuntos de Veteranos compara el daño moral con un trauma psicológico de “una experiencia de vida extrema y sin precedentes” que lleva a estados de conflicto interno.

Este tipo de lesiones afecta actualmente y enormemente a socorristas y trabajadores de la salud que enfrentan el brote de coronavirus Covid-19 y se encuentran con situaciones anormales y grandes cantidades de enfermos que no son las acostumbradas sino consecuencia de una situación excepcional.

“Ver morir a una persona no es el problema. Estamos entrenados para tratar con la muerte… el problema es darnos por vencidos con personas que normalmente no nos daríamos por vencidos” comentó un doctor a BBC.

Aspectos más allá de lo psicológico

La pandemia del coronavirus ha tenido a Nueva York como epicentro en los Estados Unidos donde se contabilizan 33.017 fallecidos según cifras de la Universidad John Hopkins, y nueve años atrás Nueva York también despidió a 2.753 personas que murieron en los atentados contra las torres del World Trade Center (WTC).

Además de las pérdidas humanas, el ensayo de Jaime Estay “la economía mundial y América Latina después del 11 de septiembre: notas para la discusión” comenta que el 11 de septiembre marcó una huella con la caída de las bolsas, la disminución de ventas en aerolíneas y servicios turísticos, las dificultades de las compañías de seguros, políticas públicas de incremento del gasto y de reducción de tasas de interés en Estados Unidos, etc.

Ahora con la covid, el país está evidenciando también una crisis económica con más de 400 grandes empresas se han declarado en bancarrota, el PIB de Estados Unidos que cayó 9,5% durante el segundo trimestre de 2020, y numerosas aerolíneas que se han visto en la obligación de reducir significativamente su personal para mantenerse a flote.

Es por ello que este año el aniversario del 9/11 es duro para Estados Unidos y especialmente para todos los que habitan en la ciudad de Nueva York.

También te puede interesar: Dejan Nueva York: más de 15.000 apartamentos quedaron vacíos en Manhattan