Noticias

Con toque de queda, Miami enfrenta más multitudes

Las vacaciones de primavera han dejado destrozos en Miami Beach, mientras las autoridades temen por un repunte de casos.

Con toque de queda, Miami enfrenta más multitudes

En Miami Beach, las autoridades se preparan para otro fin de semana lleno de multitudes y liderado por la violencia.

Los funcionarios de la ciudad, quieren evitar que se repita el desorden del pasado fin de semana, y se violente el toque de queda y el estado de emergencia por la pandemia.

Las vacaciones de primavera se han convertido en un caos para la ciudad de Miami Beach. Los turistas no solo han generado multitudes, también colapso y caos en la ciudad.

El fin de semana pasado, las autoridades policiales de la ciudad, dispersaron a las multitudes por medio de gases lacrimógenos.

Gran parte de los turistas que han llegado a Miami Beach durante los últimos días para las vacaciones de primavera, no respetan el distanciamiento social no el uso de la mascarilla para evitar brotes de coronavirus.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis dijo este jueves que los infractores estarán sujetos a arrestos y enjuiciamiento penal, en caso de que cometan falta contra las normas, para evitar la propagación de la covid-19.

Entre las restricciones anunciadas por las autoridades está el toque de queda y el estado de emergencia, que comenzarán desde las 8:00 de la noche.

De la misma forma, se ordenó el cierre temporal de carreteras, a fin de disminuir el tráfico y la venta de comidas en los restaurantes y café de la zona.

De la misma forma, DeSantis anunció que está previsto para el lunes 29 de marzo el inicio de una jornada de vacunación para las personas mayores de 40 años, la cual se prolongará por dos semanas; y a partir del 5 de abril será el turno para los mayores de 18 años, residenciados en Florida. 

Restricciones estrictas hasta el 29 de marzo

Miami

A través de un comunicado publicado el pasado martes, los funcionarios de la ciudad apuntaron que las restricciones no se levantarán sino hasta el 29 de marzo a las 6 de la mañana, reseñó CNN.

El pasado fin de semana en Miami Beach, la policía se vio forzada a disparar bolas de pimienta en un intento de dispersar la multitud de fiesteros en las principales vías de la ciudad, quienes violentando las normas de bioseguridad se mostraban sin mascarilla. 

La policía actuó con diligencia, una vez que el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, declarara el estado de emergencia y estableciera un toque de queda, alegando que las multitudes que abarrotaron a la ciudad eran más de lo que podían controlar.

Gelber aseguró el jueves a CNN, que la ciudad ahora está mejor preparada para manejar a los vacacionistas. 

“Hemos traído un enorme contingente de policías. Tenemos un toque de queda. Estamos cerrando las calzadas a las 10 de la noche, para reducir el número de personas aquí. Así que tenemos esperanzas. Pero, por supuesto, la esperanza no es suficiente. Tienes que tener un plan, y creo que nosotros tenemos un plan”.

Más de 1000 personas fueron detenidas

El Departamento de Policía de Miami Beach aseguró que el operativo fue efectivo, con el arresto de más de 50 personas y el decomiso de ocho armas de fuego, entre el viernes y el domingo pasado. 

De la misma forma, el fin de semana anterior, unas 100 personas resultaron privadas de libertad y dos agentes resultaron heridos a manos de grupos de rebeldes, agregó la Policía.

En medio del desorden por las vacaciones de primavera, más de 1.000 personas han sido arrestadas en Miami Beach desde el 3 de febrero, resumió el administrador de la ciudad, Raúl Aguila, durante una reunión de la comisión de emergencia el domingo.

También puedes leer: Miami Beach en “estado de emergencia”