Noticias

Las tiendas de JCPenney podrían salir de la quiebra

Un nuevo acuerdo podría salvar miles de puestos de trabajo en una de las cadenas de tiendas más grandes de Estados Unidos.
tiendas

Esta martes Jill Soltau, directora ejecutiva de JC Penney, anunció que espera que la compañía pueda salir del capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos antes del inicio de la temporada navideña a través de un acuerdo de compra de activos con los dos mayores propietarios de centros comerciales del país.

De aprobarse el acuerdo, todos los activos minoritarios y operativos JC Penney, una de las cadenas de tiendas más grandes de Estados Unidos, serían adquiridos por Brookfield Asset Management Inc. y Simon Property Group a través de una combinación de efectivo y deuda por préstamos a nuevo plazo.

El acuerdo de 800 millones de dólares se haría mediante 300 millones de dólares en efectivo y 500 millones de dólares en deuda de préstamos a nuevo plazo.

Adicionalmente, un grupo de prestamistas será propietario de 160 de los activos inmobiliarios y centros de distribución de la empresa como parte de una sociedad de cartera independiente.

La negociación aún está sujeta a la aprobación judicial y se determinará el veredicto en una audiencia que tendrá lugar a principios del próximo mes, según información de la compañía de tiendas.

Pese a que los planes de rescate fueron anunciados en septiembre por primera vez por el abogado Joshua Sussberg de Kirkland & Ellis, y JC Penney mantenía sus negocios como de costumbre, los vendedores estaban sumamente nerviosos por saber quién iba a firmar el cheque por su mercancía, dado que la compañía había extendido varios plazos en los cuales debía dar respuesta de sus próximas acciones a tomar.

Los nervios de los vendedores no ha sido el único problema al que JC Penney ha debido enfrentarse, un grupo de acreedores inicialmente se opuso al trato con Brookfield y Simon.

Se espera que la medida salve aproximadamente 70.000 puestos de trabajo y 650 tiendas.

La pandemia ha marcado un antes y un después en todo el mundo, no solo a nivel sanitario sino también para la economía. Según S&P Global Market Intelligence este año han habido más quiebras minoritarias que en los últimos ocho años, la última vez que se presentó una situación parecida fue en el 2010 cuando se presentaron 48 solicitudes debido a la tensión financiera en la industria generada por la Gran Recesión.

Otro gran problema es que los minoristas ya incluso desde antes del covid-19 y las medidas preventivas tomadas por el gobierno para bajar la tasa de contagio, es que muchos clientes estaban acudiendo cada vez más al comercio electrónico.

Uno de los casos más icónicos y lamentables que ha de dejado la pandemia en cuanto a casos de bancarrota es el de la cadena de tiendas por departamento, Century 21 que después de 60 años de trayectoria, anunció el cierre de sus 13 tiendas debido al rechazo que recibió por parte de sus aseguradoras.

La mayoría de las tiendas en Century 21 se encontraban en Nueva York, y la ciudad ha resultado especialmente afectada debido a que según Bloomberg, las quiebras han aumentado un 40% durante la pandemia de coronavirus en comparación con la misma época del año pasado

En Estados Unidos el Capítulo 11 ofrece una oportunidad a las empresas para reorganizar sus negocios y seguir con la producción. En medio de la crisis, muchas empresas se han apoyado en este Capítulo 11 para ampararse en el estado.

La pandemia ha generado una recesión extraordinaria en la economía estadounidense, lo que ha hecho que se pierdan millones de empleos, y se cierren miles de negocios.

También te puede interesar: Las ventas de minoristas se incrementaron en EEUU, incluso con la crisis del covid-19