Noticias

Texas prohíbe los pasaportes de vacunación

El gobernador de Texas estaría usando su poder para impedir que algunas entidades privadas requieran pasaportes covid-19 para acceder a los servicios.

Texas prohíbe los pasaportes de vacunación

Greg Abbott, gobernador del estado de Texas, quiere prohibir que las agencias estatales y las entidades privadas soliciten algún pasaporte de vacunación para poder acceder a los servicios, según reseñó ABC News.

La orden del gobernador de Texas, solicita a las agencias estatales, subdivisiones políticas y organizaciones públicas y privadas que reciben fondos públicos en el estado no exigir a las personas mostrar pasaportes de vacunación para demostrar que han sido vacunados contra el coronavirus.

El mandato emitido por el gobernador de Texas establece que se reemplazará cualquier orden ejecutiva local en conflicto, solicitando a la Legislatura del estado que asuma los requisitos de la vacuna contra el covid-19 durante su sesión actual en curso.

En un comunicado anunciando la orden ejecutiva, el gobernador afirmó que “continuaremos vacunando a más tejanos y protegiendo la salud pública, y lo haremos sin pisotear las libertades personales de los tejanos”.

Además, el gobernador agregó que la Constitución de Estados Unidos no le otorga a las entidades exigir algunas pruebas de vacunación para confirmar que las personas se hayan vacunado contra el covid-19.

Aplicaciones de pasaportes covid-19 tendrían altos riesgos de privacidad

Los pasaportes de vacunación han sido una opción que han impulsado varios países del mundo para reabrir la economía.

Ante esto, la Casa Blanca ha descartado el uso de los pasaportes de vacunación, afirmando que “está dejando que el sector privado desarrolle un sistema para que las personas demuestren que han sido vacunadas”.

Según reseña ABC News, la administración del presidente Biden estaría desarrollando pautas para este pasaporte.

Aunque algunos países están estableciendo bases de datos nacionales para conocer si las personas están vacunadas y así permitir que reanuden sus actividades de manera normal. Sin embargo, la Casa Blanca afirma que no respaldará ese sistema en Estados Unidos.

En el otro lado del país, el gobernador de Florida, Ron DeSantis informó que emitió una orden ejecutiva similiar a la de Texas, la cual prohibe a las empresas exigir a los clientes que demuestren haber sido vacunados contra el coronavirus.

DeSantis prohibió a las empresas y las agencias exigir el pasaporte de vacunación a los clientes para obtener servicios. Además, prohibió a cualquier agencia gubernamental en el estado de la Florida emitir la documentación para proporcionar la prueba de vacunas.

Algunos países europeos ya han comenzado con la emisión de pasaportes de vacunación como un mecanismo no solo para reactivar la economía sino para evitar la propagación del covid-19.

La opción de los pasaportes de vacunación es considerada un alternativa primordial para la reactivación de la economía, pero, algunos expertos advierten que se podrían convertir en un mecanismo de estafas, al igual como ha pasado con las vacunas.

Un reciente estudio realizado por la empresa de investigación de seguridad, Top10VPN, reveló que estas aplicaciones que permiten a los usuarios viajar a nivel internacional, tienen consigo una serie de fallas de privacidad y plantean un cúmulo de “problemas éticos”, detalla Business Insider.

La investigación halló que de al menos 65 aplicaciones de certificados sanitarios digitales que funcionan en este momento en todo el mundo,  82% tenía unas políticas de privacidad “inadecuadas”.

“La gran mayoría de las aplicaciones no preserva especialmente la privacidad. Como la mayor parte de la tecnología que hemos supervisado y que se ha puesto en marcha durante la pandemia, se ha hecho de forma precipitada y no cuenta con las protecciones que cabría esperar teniendo en cuenta lo sensible que es parte de esta información”, indicó el autor de la investigación a Business InsiderSamuel Woodhams.

También puedes leer: Aplicaciones de pasaportes covid-19 tendrían altos riesgos de privacidad