Noticias

Tarifas de autobuses y metro no aumentarán este año en New York

La MTA vuelve a aplazar el aumento de tarifas, según anunciaron este lunes sus directivos, tras asegurar que no habrá aumento en los boletos de autobuses y del metro.

Tarifas de autobuses y metro no aumentarán este año en New York

Para este año, no habrá un incremento en el costo de los precios de boletos para autobuses y tickets de metro en New York, según dijo a los medios el presidente de Finanzas de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), Larry Schwartz.

El director de comunicaciones de la MTA, Tim Minton, ratificó que los autobuses y el metro de la ciudad no sufrirían un incremento de sus tarifas durante el resto del año.

La agencia de tránsito señaló que los aumentos de tarifas para los autobuses y los trenes no llegarían sino hasta el próximo año.

En las últimas semanas, el metro ha visto un incremento de los usuarios, a medida que la ciudad de New York vuelve a la normalidad. La cantidad de usuarios se ha multiplicado en las últimas semanas, luego de la reapertura de la ciudad.

Las tarifas del subway continúan siendo 50% más bajas de que como se encontraba antes de la pandemia del coronavirus.

A principio de año, la MTA ya había postergado el aumento de las tarifas, dado que. debido a la pandemia, muchos neoyorquinos no estaban saliendo de sus casas, por lo cual consideraron que no era propicio hacer este tipo de cambios o subida de las tarifas.

La decisión fue tomada a pesar de que esto afectará las finanzas de la MTA.

Schwartz, luego de una reunión del comité de finanzas de la MTA también dijo, “creo que es importante que los neoyorquinos sepan si toman el tren para los suburbios, si toman el metro, que durante el resto de este año no verán un aumento de tarifas”.

La MTA desde el 2009 venía incrementando cada dos años las tarifas del servicio de sus trenes, pero en el 2021, cuando correspondía no lo hizo, por lo que los usuarios podrán estar tranquilos, al menos hasta el 2022.

Muchos han sido los planes que se han visto afectados por la pandemia y el subterráneo no ha sido la excepción. El servicio de transporte en varias ocasiones se vio obligado a cerrar para tratar de mejorar y garantizar la seguridad de sus empleados, y también de los usuarios.

Es la primera vez, en las cinco décadas desde que se creó la MTA, que depende del gobierno de Albany y no del Ayuntamiento, que el metro rompiera de forma planeada y organizada y no por una emergencia puntual su ciclo de 24 horas.

Este plan logró incluso cierta coordinación entre el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill De Blasio, que mantienen una tensa relación y que han chocado frecuentemente y con dureza precisamente por el metro y, en los últimos días, por la inseguridad en las calles de la ciudad.

Las últimas de las labores realizadas para la preservación durante la pandemia fue cuando se dispuso a contratar a más empleados para la desinfección del metro.

Los miles de trabajadores que emplearon los contratistas, en su mayoría inmigrantes de bajos ingresos, se consideraban parte de una medida provisional, ya que los trabajadores de la MTA estaban enfermando y muriendo por el virus.

Sumado a esto, el número de pasajeros y los ingresos habían caído y la agencia se encontraba en una intensa crisis presupuestaria.

Actualmente, la MTA se prepara para acoger a más pasajeros, aunque algunos de sus trabajadores se resisten en vovler a la normalidad, y han dado a conocer sus preocupaciones por su seguridad, salarios y condiciones de trabajo.

También puedes leer: Recuperación económica en New York avanza con fuerza