Noticias

Sospechosos del magnicidio en Haití eran informantes de EE.UU

Nuevos informes revelan que varios de los sospechosos de haber participado en el asesinato del presidente de Haití la semana pasada eran informantes de Estados Unidos.

Sospechosos del magnicidio en Haití eran informantes de EE.UU

Un funcionario de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de EE.UU., que habló bajo condición de anonimato, dijo que uno de los sospechosos, un hombre haitiano-estadounidense, había sido informante de la organización. Y aunque se negó a nombrar al informante, el Miami Herald lo identificó como Joseph Gertand Vincent, de 55 años.

Otros ex informantes trabajaron para el FBI, informó CNN. La agencia se negó a comentar la acusación, pero dijo que utiliza “fuentes legales para recoger información” en sus investigaciones.

La noticia llega cuando un socio del presunto cerebro del complot, Emmanuel Sanon, afirmó que la misión debía “salvar a Haití del infierno, con el apoyo del gobierno estadounidense”.

Las autoridades haitianas detuvieron la semana pasada a Sanon, Vincent y al también haitiano-estadounidense James Solages, de 35 años. Vincent y Solages fueron acusados de unirse a 26 colombianos en el atentado mortal contra el presidente haitiano Jovenel Moïse.

“Estos individuos no actuaban en nombre de la DEA”, informó el funcionario de la DEA a Daily Mail en un correo electrónico, añadiendo que el sospechoso se había puesto en contacto con la DEA después del asesinato y que ésta le instó a entregarse.

Sanon fue detenido el domingo por las autoridades, que le acusaron de ser el autor intelectual del atentado.

Sanon –médico, pastor de una iglesia y empresario fracasado de Florida que se declaró en bancarrota- es desconocido en los círculos políticos haitianos, y sus asociados sugirieron que fue engañado por quienes realmente estaban detrás del asesinato del presidente Moïse.

Un amigo de Sanon en Florida dijo a la Associated Press que el sospechoso es un pastor cristiano evangélico y también es un médico autorizado en Haití, pero no en Estados Unidos.

El socio, que habló bajo condición de anonimato por motivos de seguridad, indicó que Sanon le dijo que se le habían acercado personas que decían representar a los departamentos de Estado y de Justicia de Estados Unidos y que querían instalarlo como presidente.

Expresó que el plan era solo para que Moïse fuera detenido, y que Sanon no habría participado si supiera que Moïse sería asesinado. “Te lo garantizo”, dijo el socio. “Se suponía que era una misión para salvar a Haití del infierno, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos”.

El jefe de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, indicó que los asesinos de Moïse estaban protegiendo a Sanon.

Algunos ciudadanos planeaban protestas esta semana contra el primer ministro interino y jefe de Estado en funciones, Claude Joseph, cuyo liderazgo ha sido cuestionado por otros políticos de alto nivel, lo que amenaza con agravar la agitación que envuelve al país.

Biden pide a los líderes de Haití que “se unan” por el bien del país

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió a los líderes políticos de Haití que se unan por el bien de su país.

“El pueblo de Haití merece paz y seguridad”, señaló Biden el lunes durante una reunión en la Casa Blanca.

El presidente dijo a los periodistas que está siguiendo de cerca los acontecimientos en la nación caribeña tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse el miércoles.

“He enviado una delegación de expertos de alto nivel para evaluar la situación y determinar en qué casos Estados Unidos puede ofrecer nuestro apoyo”, declaró el presidente estadounidense.

Moïse fue asesinado a tiros en su casa de Puerto Príncipe en la madrugada del 7 de julio. Su esposa, Martine Moïse, resultó gravemente herida en el atentado y fue trasladada a Miami, Florida, para recibir tratamiento.

Sospechosos del magnicidio en Haití eran informantes de EE.UU
Jovenel Moïse- Imagen Twitter
con información de Daily Mail y VOA News.

También puedes leer: Dos estadounidenses implicados en magnicidio de Haití