Noticias

Solicitudes por desempleo llegan a casi un millón en una semana en EEUU

El total es más de 63 millones de solicitudes por desempleo desde que inició la crisis por el coronavirus.

desempleo

En la última semana, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos recibió 840.000 nuevas solicitudes de beneficios por desempleo, esta sería la sexta semana consecutiva en la cual las solicitudes van de las 800.000 y las 900.000, evidenciando el impacto económico que ha causado la pandemia del covid-19.

Hasta ahora las solicitudes de desempleo se acercan a las 63.6 millones, lo cual equivale al 40% de la fuerza de trabajo total en la nación.

La semana anterior las cifras habían sido de 849.000 lo que demuestra una ligera disminución, sin embargo, superaron las expectativas de los economistas de 820.000 nuevos reclamos.

El hecho de que las solicitudes sigan oscilando entre las 800.000 y 900.000 es altamente preocupante debido a que están incluso por encima del pico semanal de 665.000 de la Gran Recesión.

Una de las razones por las que el número de solicitudes por desempleo bajó puede deberse a que en California el proceso de nuevas solicitudes se detuvo para atender reclamos acumulados durante dos semanas.

Los expertos temen que las pérdidas masivas de trabajo que se experimentaron en primavera a raíz del covid-19 se recuperen si el gobierno no aprueba más cheques de ayuda económica.

Las reuniones con el Congreso que debían darse esta semana fueron interrumpidas y dejaron aún más preguntas acerca de cuándo llegarán más solicitudes.

Faltando menos de un mes para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, el departamento dio la más reciente instantánea del mercado laboral que muestra una caída del 7,9% de la tasa de desempleo en septiembre.

Con las restricciones, la cuarentena de aislamiento y los cierres de diversos comercios en Estados Unidos en marzo por la pandemia del covid-19, la tasa de desempleo en el país marcó un nuevo récord al llegar al 14,7% en abril.

La tasa es mucho más alta que el 4,8% cuando Trump asumió el cargo de presidente en enero de 2017 y el reciente ritmo de recuperación se está desacelerando.

El nivel actual es un hito que marca la peor pérdida de empleo a la que se ha enfrentado un presidente justo antes de ir a unas elecciones, según los registros que se remontan a la Segunda Guerra Mundial.

Durante el mes de septiembre, el país solo agregó solo 661,000 empleos, por debajo de los 1,4 millones de empleos que había agregado previamente en agosto, un mes que fue impulsado por la contratación temporal de 238,000 personas para realizar el censo de 2020, según informa The Guardian.

Aproximadamente, la mitad de los puestos de trabajo perdidos en los primeros meses después de que el coronavirus azotara Estados Unidos ya se han recuperado.

A pesar de esto, la recuperación en el mercado laboral ha sido desigual, beneficiando de manera desproporcionada a los hombres blancos, mientras que los jóvenes, las mujeres, los latinos y los estadounidenses negros han seguido luchando para recuperar el terreno perdido.

El desempleo se ha experimentado a raíz del covid-19 en todas partes del mundo, aunque las aerolíneas han resultado muy afectadas, también lo ha sido toda la industria de hotelería y de entretenimiento como cines, teatros y producciones que aun cuando en ciertas zonas ya se han retomado la actividad laboral, estas no están del todo operativas a causa de las restricciones.

Estados Unidos ha sido el país más afectado en el mundo por la pandemia del covid-19 no solo en cuanto a casos positivos sino también a decesos. La data de la Universidad John Hopkins registra a la fecha 7.564.279 casos positivos y 33.226 fallecidos en el país. Mientras que el mundo registra 36.281.192 casos y 1.057.625 muertes.

También puedes leer: La cancelación de los estímulos económicos dejaría en el limbo a los minoristas