Noticias

Restaurantes y hoteles entre los lugares de riesgo de covid-19

Los interiores de los restaurantes, los gimnasios y los hoteles son espacios considerados de alto riesgo para infectarse de covid-19, detalla un nuevo estudio.
Nueva York hoteles

La mayoría de los contagios de COVID-19 en las grandes ciudades como Nueva York, se producen en medio de visitas a ciertos lugares concurridos, tales como restaurantes, gimnasios, hoteles y lugares de culto, donde estos representan entre el 10% de los zonas que parecen multiplicar el 80% de las infecciones por coronavirus.

Así lo determinó un estudio reciente publicado por la revista académica, Nature este martes 10 de noviembre.

“Estos lugares como los restaurantes o gimnasios son más pequeños, más concurridos y la gente vive allí por más tiempo”, comenta el coautor del estudio y profesor de la Universidad de Stanford Jure Leskovec en una conferencia de prensa sobre la investigación.

Es por ello que el artículo plantea bajar a un 20 por ciento esos espacios, en vez de cerrarlos por completo, aconseja el profesor, “nuestro trabajo destaca que no tiene que ser todo o nada”, dijo Leskovec.

Un equipo de investigadores de la Universidad Northwestern y de Stanford, analizaron lo datos de teléfonos celulares de 98 millones de estadounidenses en 10 ciudades importantes entre las que destacan New York City, Filadelfia, Washington, DC, Los Ángeles, Chicago y Houston.

En la investigación, los científicos rastrearon los movimientos de las personas a lugares como restaurantes, cafés, supermercados, gimnasios y hoteles, así como a consultorios médicos y lugares de culto.

Partiendo de esto, los investigadores observaron el punto de quiebre de los contagios de coronavirus en las zonas donde se encontraban las personas analizadas.

“En promedio, en las áreas metropolitanas, los restaurantes de servicio completo, los gimnasios, los hoteles, los cafés, las organizaciones religiosas y los restaurantes de servicio limitado produjeron los mayores aumentos previstos en las infecciones cuando se reabrieron”, expone el reporte de la investigación.

reseña del New York Post.

Por otro lado, los investigadores agregaron que las infecciones de covid-19 en estas zonas ocurre de manera “muy desigual”.

El rastreo de casos: un factor primordial para detener la propagación

La mitigación de coronavirus es una de las herramientas efectivas para controlar la transmisión. Hacer un rastreo detallado y aumentar el número de pruebas puede contribuir a cortar con las cadenas de propagación.

“Conocer detalles sobre la movilidad en la propagación del virus es el objetivo principal del modelo SEIR de meta población que integra redes de movilidad dinámicas y de grano fino para simular la propagación del SARS-CoV-2 en 10 de las áreas estadísticas metropolitanas más grandes de Estados Unidos”, explica el estudio publicado por la revista Nature.

El modelo desarrollado por la revista Nature pronostica correctamente tasas de infección más altas entre grupos raciales y socioeconómicos desfavorecidos, principalmente por las diferencias en la movilidad.

Los resultados del estudio demostraron que los grupos socioeconómicos más vulnerables no han podido disminuir la movilidad, lo que implica que visitan más lugares concurridos, hecho que representa un mayor riesgo de contagio de coronavirus.

Además de esto, la investigación detalló que aquellas comunidades donde la población tiene bajos ingresos son los más afectados por el coronavirus.

Eso es, al menos en parte, porque los residentes tienen menos de estas ubicaciones disponibles para ellos, por lo que los sitios se vuelven más concurridos. 

“Nuestro modelo predice que una visita a una tienda de comestibles o un restaurante es dos veces más peligrosa para una persona de ingresos bajos en comparación con una persona de ingresos más altos”, escribió Leskovec.

“Esto se debe a que las tiendas de comestibles visitadas por personas de bajos ingresos tienen en promedio un 60 por ciento más de personas por pie cuadrado, y los visitantes permanecen allí un 17 por ciento más”.

Sin embargo, este estudio publicado en Nature detalló que no se realizó el rastreamiento a personas con poblaciones grandes como lo son las prisiones, los hogares de ancianos y las escuelas.

El estudio completo lo puede encontrar aquí.

con información del New York Post y CNN edition.

También puedes leer: Vacuna del covid-19 limitaría a personas vulnerables