Noticias

Protestas ponen en riesgo las representaciones policiales en TV, incluso la célebre “Paw Patrol”

Las representaciones policiales parecen no tener el visto bueno tras la reciente ola de protestas en los Estados Unidos en contra del racismo y los abusos policiales, que han generado además ciertos aires de sensibilidad en las redes sociales y en la pantalla chica.

Por ejemplo, “Paw Patrol” es una caricatura infantil sobre un escuadrón de ayudantes caninos y recientemente la cuenta oficial de Twitter del programa hizo un llamado para que se escucharan “las voces negras”. Un llamado que no generó buena aceptación entre los usuarios.

“Eutanasia al perro policía”, dijeron.

“Todos los perros van al cielo, excepto los traidores de la clase en la Patrulla Canina”.

Lo que en principio parecía una simple broma, dejo entrever que a medida que las protestas contra la violencia policial racista se incrementan, el rechazo contra policías ficticios también está aumentando.

Los policías no son solo estrellas de televisión; son las estrellas más grandes de la televisión.

Pero ponerse del lado de los policías puede ser incluso peligroso. Recientemente, las imágenes de un episodio donde Terry Crews tiene un perfil racial, se transmitieron como evidencia de la televisión policial responsable. Algunos usuarios lo marcaron como “copaganda”.

La TV y sus erróneas representaciones policiales

Los programas delictivos son el género más popular de la televisión, y ahora representan más del 60 por ciento de la programación dramática en horario estelar en las cuatro grandes cadenas de transmisión.

“La gente es muy consciente de cómo funciona la televisión policial”. Sabes instantáneamente quiénes son los buenos y quiénes son los malos”, dijo Dan Goor, cocreador del programa “Brooklyn Nine-Nine”, para The NYTimes.

En un informe reciente, la organización de justicia racial Color of Change evaluó las representaciones de la policía en la televisión y descubrió que los programas de policía modernos “hacen héroes de las personas que violan nuestros derechos”.

Muchos de ellos, argumentó, muestran que los buenos cometen más violaciones que los malos, haciendo que la mala conducta de la policía se sienta “identificable, perdonable, aceptable y, en última instancia, buena”.

La semana pasada, Tom Scharpling, productor ejecutivo de “Monk”, criticó su propio programa en Twitter:

“Si usted, como yo, trabajó en un programa de televisión o película en el que la policía es retratada como tontos adorables, ha contribuido a la mayor aceptación de que los policías son implícitamente los buenos”.

Griffin Newman, un actor que apareció en dos episodios de “Blue Bloods” como detective, donó sus $ 11,000 en ganancias a un fondo de fianza, inspirando a otros actores que han interpretado a policías a hacer lo mismo.

LEGO ha detenido la comercialización en sus sets “LEGO City Police Station” y “Police Highway Arrest”.

A&E ha retirado su reality show “Live PD” del calendario. El martes por la noche, “Cops”, el programa que calificó a los sospechosos como “chicos malos” y generó todo el género de la televisión de realidad criminal, fue cancelado después de 32 temporadas.

representaciones policiales

¿Policía bueno o policía malo?

La crítica más destacada del género del crimen no es cómo representa a la policía, sino cuán obsesivamente privilegia sus ambigüedades y patologías sobre todos los demás actores del sistema de justicia penal, es decir, los policías atacan como sospechosos.

“Como televidentes estamos encerrados en una perspectiva policial”, escribió recientemente Kathryn VanArendonk en Vulture.

Después de que Inkoo Kang, crítico de The Hollywood Reporter, describiera “The Wire” como una pintura policial con un “brillo heroico”, Wendell Pierce, quien interpretó al detective Bunk Moreland en el programa, retrocedió.

“¿Cómo puede alguien ver” The Wire “y la disfunción de la policía y la guerra contra las drogas y decir que fuimos representados como heroicos”, tuiteó.

“Demostramos ambigüedades morales y la patología que conduce a los abusos”.

Color of Change señala que los abogados defensores, como Perry Mason y Matlock, “una vez encarnaron el carácter del héroe estadounidense”, defendiendo al pueblo estadounidense “contra los muchos oficiales de policía, fiscales y jueces que llegaron a conclusiones demasiado rápido y se erigieron en símbolos de un sistema profundamente defectuoso”.

Pero un cambio radical liderado por la gigantesca franquicia “Ley y orden” de Dick Wolf ha realineado el género criminal bajo la perspectiva de fiscales y policías.

“Nuestras simpatías generalmente han estado con las víctimas”, dijo Warren Leight, el showrunner de “Law & Order: SVU”, la semana pasada en el podcast de Hollywood Reporter “Top 5 de TV”, en una conversación sobre repensar el programa.

Añadió: “Los policías se comportan ilegalmente, eso no es parte de la marca de Dick”.

Te puede interesar: Amazon suspenderá uso policial de su tecnología de reconocimiento facial durante un año