Noticias

Piden proteger a los inmigrantes al distribuir una vacuna

Aunque el mundo recibe la buena noticia de una vacuna efectiva contra el coronavirus, se manifiesta una nueva preocupación: una distribución equitativa a las comunidades más desprotegidas.

vacuna

Por esta razón, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió al gobierno federal a apoyar a las comunidades desatendidas y proteger a los inmigrantes indocumentados, cuando se implementen los planes para distribuir una vacuna.

Según reporta CBS News, Cuomo y una coalición de grupos escribieron una carta al Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, pidiendo un “programa de vacunación justo y equitativo” que llegue a estas comunidades.

“El plan actual del gobierno federal para vacunar a los estadounidenses descuida las prioridades clave que necesitamos para distribuir eficazmente la vacuna a millones de neoyorquinos”, señala el mandatario en un comunicado.

“Necesitamos enfocarnos en las comunidades negras, morenas, asiáticas y de bajos ingresos que históricamente han sido desatendidas por las instituciones de salud que son clave para el plan del gobierno federal”.

Cuomo indicó que el programa federal requiere que los estados recopilen y compartan información personal para quienes toman la vacuna, que podría compartirse con agencias federales como el Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. esto podría disuadir a los inmigrantes indocumentados de tomar la vacuna, argumentó.

vacuna

El reporte de CBS detalla que la carta propone un sistema modificado que rastrea a las personas vacunadas pero no revela información privada como números de Seguro Social, números de pasaporte o números de licencia de conducir.

La carta también exige que el gobierno esté de acuerdo en mantener la privacidad de esta información personal y no compartirla con ninguna agencia que no sea de salud.

Obviamente, un programa exitoso que administre la vacuna es fundamental para la salud nacional. Pero para que el programa de vacunación sea exitoso, debe contar con la participación total de todo el pueblo estadounidense. Es de interés para todos que todos trabajemos juntos para alentar nuestros respectivos constituyentes a participar en el programa de vacunación”, dice la carta.

El comunicado también reseña que: “ciertamente no es de interés nacional que las personas tengan preocupaciones válidas que impidan dicha participación, y la comunidad indocumentada tiene motivos específicos y válidos de preocupación al proporcionar información innecesaria, irrelevante y sensible a las agencias federales”.

Las empresas de atención médica Moderna Inc. y Pfizer solicitaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos la autorización de uso de emergencia de su vacuna contra el coronavirus.

En una entrevista con “CBS This Morning”, Azar dijo que la FDA ha anunciado una reunión del comité asesor para el 10 de diciembre.

Si se aprueba para uso de emergencia, Azar dijo que “podríamos ver estas dos vacunas fuera y llegar a los brazos de la gente antes de Navidad”.

Al 1 de diciembre, EE. UU. informó más de 13 millones de casos del virus en todo el país, con más de 266,000 muertes, según la Universidad Johns Hopkins.

Coronavirus destaca las diferencias raciales

Piden proteger a los inmigrantes al distribuir una vacuna

La pandemia ha puesto de relieve muchos de los problemas y disparidades que crearon y continúan perpetuando la brecha de riqueza racial.

 Un informe de la Brookings Institution destaca que más del 50% de los afroamericanos viven en un hogar donde los ingresos laborales se han perdido desde mediados de marzo y el 20% de las familias viven con algún tipo de dificultad alimentaria.

Los grupos afroamericanos tienen casi dos veces más probabilidades de vivir en áreas que se verían desproporcionadamente afectadas por una crisis de salud como COVID-19. En parte porque la mayoría de los afroamericanos viven en áreas con un acceso deficiente a servicios de salud pública y atención médica de calidad.

Además, residen donde los niveles de calidad del aire son bajos, lo que se convierte en un factor de riesgo importante cuando se trata de una enfermedad respiratoria como el coronavirus.

Te puede interesar: El covid-19 afecta duramente latinos, negros e indígenas