Noticias

La primera semana de diciembre será “muy dura” para New York, De Blasio

Cierres de gimnasios, salones de belleza y comidas en interior de los restaurantes podrían ser inminentes en New York City.
New York

Este viernes 20 de noviembre, el alcalde de New York City, Bill De Blasio anunció que debido al aumento de casos de covid-19 en la ciudad, podrían estar por llegar nuevas restricciones a los cinco condados que colocarían a la gran manzana como zona naranja durante la primera semana de diciembre.

“He sido muy abierto en el hecho de que el gobernador dijo que una zona naranja está llegando. Según nuestras propias proyecciones, basadas en los datos del estado, eso ocurrirá poco después de Acción de Gracias, probablemente la primera semana de diciembre”, declaró la máxima autoridad de New York City.

Para New York City, que apenas se está recuperando de meses de aislamientos y cierres drásticos después de haber sido epicentro de la pandemia en Estados Unidos durante los meses de primavera, este es un duro golpe ya que pasar a ser “zona naranja” involucra el cierre de gimnasios, salones de belleza, interior de los restaurantes y demás.

“No digo esto con nada más que pena por la gente que trabaja en esos lugares, la gente que es dueña de esos pequeños negocios. Pero eso es lo que va a pasar”, aseguró el alcalde.

Las restricciones surgen debido a que New York City alcanzó en las últimas semanas, una tasa de positividad del 3%, lo cual también generó el cierre de las instituciones escolares el pasado jueves.

El alcalde también aseguró que el gobierno estatal junto a la alcaldía están trabajando para poder bajar el índice de casos y así reabrir nuevamente las escuelas.

Pese a que Richard Carranza, canciller de educación, ha dicho que el objetivo es reabrir las escuelas para el mes próximo, aun no hay una aclaratoria por parte de la entidad escolar y del sindicato de Federación Unida de Maestros; y ahora con los nuevos pronósticos que ha hecho el dirigente de la ciudad para las fechas posterior a las festividades de Acción de Gracias, el panorama es aún más lúgubre.

Sin embargo, Bill De Blasio alegó que está trabajando para solventar la situación, “quiero que quede claro. Tenemos estrictos estándares de salud y seguridad en este momento. Tenemos que elevar eso aún más para poder traer de regreso nuestras escuelas, pero eso es exactamente lo que vamos a hacer”.

Muchos padres de las escuelas públicas han criticado la lógica tras las restricciones a las instituciones educativas, mientras que los bares continúan operativos, al igual que los mencionados negocios, las escuelas privadas siguen con el método de enseñanza presencial.

Un segundo cierre podría llevar a la quiebra a muchos restaurantes

New York

Los propietarios de los restaurantes señalan que otro toque de queda podría ser el quiebre definitivo de estas empresas de la Gran Manzana, ante la falta de capacidad para operar y cumplir con el pago de empleados y alquileres.

La crisis sanitaria causada por la pandemia del coronavirus ha provocado la pérdida de millones de empleos.

Según los datos de New York Hospitality Alliance, una organización que representa a la industria de restaurantes de NYC, agregó que aunque los restaurantes tuvieron servicio al aire libre y los espacios interiores con capacidad limitado, 88% de los restaurantes de la ciudad no pudieron pagar el alquiler en el mes de octubre, detalla un informe del New York Post.

La falta de eficacia de pruebas de covid es parte del problema

El pasado miércoles el alcalde reveló que más del 80 por ciento de los posibles focos de infección del COVID-19 en la ciudad de Nueva York no han podido ser detectados, debido a las fallas que presenta el programa de pruebas y rastreo, puesto en marcha por el Ayuntamiento conjuntamente con el Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad.

Destacó que la falla en la realización de pruebas radica en que para los aplicadores de Test and Trace Corps se han convertido en todo un desafío, por las imprecisiones de las respuestas de los encuestados.

También puedes leer: Segunda ola: 1.800 casos en New York City en las últimas horas